MASTERS OF SEX. La vida de William Masters y Virginia Johnson la pareja que enseñó a América a amar

Si, sexo en la pequeña pantalla. De una manera muy especial, atentos que podríamos estar ante una de las series más destacables de la temporada. Pasad y descubrid Masters of Sex.

Por Javi Jiménez

Servidor va a hacer una cosa que no se debe, recomendar una obra todavía  incompleta. Y para colmo una cuyo tema principal sea el sexo y sea una serie de televisión producida en Estados Unidos y de la cual ni siquiera he visto todos los episodios estrenados (3/5, no es mala cifra) . Pero la cosa no es para menos,ya que parece ser que la susodicha está pasando bastante inadvertida.  El pasado 29 de septiembre llegaba a las parrillas estadounidenses de la mano de Showtime la serie titulada Masters of Sex. Esta está dirigida por un tal John Madden, director con solera  con una extensa carrera fílmica de la cual solo he sido capaz de reconocer Shakespeare in Love, precedente bueno o malo eso lo juzgáis vosotros.

 

La premisa de Masters of Sex es muy sencilla, el ginecólogo William Masters (Michael Sheen) está especializado en el tratamiento de la esterilidad, donde es pionero y uno de los mejores médicos de la época. Sin embargo, esto no es suficiente, Masters  quiere dar luz a una caverna oscura en la cual la ciencia todavía no se ha atrevido a poner pie: el misterioso mundo del sexo. Masters es un hombre de ciencia  reputado,consagrado y con una vida intachable  ¿Qué problema puede haber? Pues nada más que  la conservadora sociedad americana del 1955 donde se ambienta la serie. Ayudado por su secretaria Virginia E. Johnson (Lizzy Caplan), sexualmente liberada y estudiante primeriza de sociología, un buen número de prostitutas y gente de diverso calado moral, Masters iniciará su carrera incipiente en sexología con un especial interés en la mujer (ese gran desconocido), la gran olvidada hasta el momento en estos parajes.  ¿Os suena? Podría ser pues la serie está basada en la biografía que hizo Thomas Maier de los William y Virginia reales, así que podéis colgar el cartelito de basado en hechos reales si gustáis.

Como podéis intuir, revolver entre tanto tabú dará lugar a diversos roces con la administración del hospital, la opinión pública o la propia mujer de Masters (¿he olvidado mencionar que su estudio incluía la observación de parejas manteniendo sexo?) ante lo “indecoroso” del estudio que estará siempre pendiendo de un hilo. Además podremos indagar más en los inicios de la propia ciencia de la sexología así como la sociedad norteamericana de la época. Y todo ello, atención que esto es fuerte, de una manera la mar de entretenida, con unos personajes interesantes, tramas y subtramas por doquier que nos mantengan enganchados semana tras semana y una producción sobresaliente. ¿Increíble no? Educativo y entretenido, no como esos documentales de La 2…

“Pero”- me diréis- “hay sexo en el título, ¿esto no será alguna cosa para pervertidos?” Pues  si querido amigo o amiga, hay sexo, se habla sobre sexo e incluso se puede entrever a gente practicándolo. Pero no nos engañemos, esto es la televisión americana así que no veremos  nada explícito.  A parte de que la serie no requiere de esos menesteres para atraer espectadores y va en contra del espíritu general de la misma. Aquí se está llevando a cabo un estudio científico y así se refleja en la propia producción. Podemos observar un tratamiento aséptico del tema, tal y como el impasible Dr. Masters lo observa a través de sus instrumentos que convierten un orgasmo en algo tan emocionante como  unas cuántas cifras y diagramas. Así que no, ninguna cosa indecorosa, ¡esto es ciencia! Pero si, si sois gente de gran sensibilidad moral a la cual se le eriza el pelo al escuchar la palabra “genitales”, mejor que os preparéis para ruborizaros ante el televisor y dejar avergonzados de ver tamaña herejía.

¿A esto se refería el Dr. Masters con poner luz en el asunto?

Personalmente la parte más interesante de la serie es todo su marco sociológico. Muy interesante viajar al pasado para sacar a la luz esos prejuicios, tabúes e ideas equivocadas que rodean al sexo. Algunas de ellas a día de hoy nos pueden parecer chocantes e incluso ridículas pero otras nos hacen recordar que en este tema todavía queda mucho de mito y otra buena cantidad de tabúes. Y mientras seguir la interesante investigación de Masters.

Así que, tanto si queréis revolver entre conceptos de rara aparición en televisión más que a tardías horas de la noche en canales de dudosa procedencia, tabúes varios y  un poco de historia científica; tanto como si preferís quedaros con los dramas personales de los personajes,  estoy bastante convencido de que podéis encontrar en Masters of Sex un visionado placentero y satisfactorio. Estrenado en Canal + en VOS prácticamente a la par que en USA parece probable que en no mucho tiempo podremos disfrutarla en castellano, mientras tanto habrá que tirar de vías alternativas. Además de que se acaba de anunciar una segunda temporada, sin duda merecida a juzgar por el recibimiento que ha tenido, ¿será flor de un día?

Sigue a Javi Jiménez en Twitter @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 184 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*