Midnight Diner: Tokyo Stories. El plato japonés del menú de Netflix

Midnight dinner tokyo stories. La nueva serie japonesa de Netflix

La cultura del bar no es exclusiva de España. En Tokyo también te llaman jefe y te sirven una tapita y una cerveza después del curro. Lo descubrimos en Midnight Diner: Tokyo Stories la nueva apuesta de Netflix.

Por Javi Jiménez.

El monopolio de las series americanas de televisión en el menú seriéfilo de nuestro país y parte del mundo nos ha privado de una de esa sensación de abrir una puerta a otro mundo que desconocíamos. Probablemente las series de televisión sea la forma que mejor pueda transmitir la realidad de una época y una región. Cualquier obra ( cine, literatura, cómics o música) nos ofrecen una parte de esta perspectiva pero es en la series, cuanto más costumbristas mejor, donde podemos poner en práctica eso de “ojalá los pudiera ver por un agujerito”. Una vez más gracias a los nuevos métodos de consumo digital, podemos acercarnos a estos nichos. El 21 de octubre Netflix lanzó para todo el mundo la serie de diez episodios de media hora que ha producido para japón. La obra en concreto se basa en una novela que ya ha sido adaptada a una serie de televisión en el país nipón.

Midnight Diner: Tokyo Stories de Netflix. Clientas habituales del restaurante

Midnight Diner: Tokyo stories es un escenario sobre el cual distintos personajes de Tokyo nos contarán sus atípicas historias. La escenografía esta construida por el restaurante de Meshiya o como el Maestro lo llama “El restaurante de medianoche”.Un izakaya de Tokyo cuya hora de apertura es poco habitual, abre a media noche y cierra a las 7 de la mañana. No es lo único particular,  solamente tiene un plato en carta. sopa de miso y cerdo, pero el Maestro cocina lo que pidan los clientes siempre y cuando tenga los ingredientes para hacerlo. ¿Que si tiene clientes? Os sorprendería conocer cuántos.

En formato antología, cada capítulo es protagonizado por uno de los comensales. El nexo de unión entre historias es que la chispa que enciende las comienza está ligada  a un plato que el Maestro prepara.  De esta manera encontramos diferentes historias de muy diferentes protagonistas, que nos ofrece un amplio espectro de la sociedad japonesa. La gente nocturna es fundamentalmente diferente a la diurna y en el caso de Japón nos podemos encontrar con gente diametralmente opuesta: hombres preocupados por su pornografía, humoristas, presentadores de radio, ex-actrices fracasadas, padres negligentes, tejedoras de jerséis, oficinistas, jubilados… Sin embargo, por peculiares que parezcan todos ellos son fundamentalmente gente normal con problemas ordinarios, aunque muchas veces la forma de afrontarlos no sea difícil de entender.

Midnight Diner: Tokyo stories. Título de la nueva serie de netflix

Cada personaje y situación invita a la reflexión sobre cómo nuestras dos sociedades ven los mismos problemas vitales. Ya desde el mismo contexto, nos puede sorprender la cantidad de personas que termina de trabajar a medianoche o que paran a hacer un descanso y acuden de madrugada a tomar una buena comida, no siempre con trabajos asociados a la noche. O directamente esa actitud japonesa tan represora de los sentimientos. Pero también nos reconciliamos con ellos en otros aspectos más mundanos, me ha causado mucha impresión ver cómo los parroquianos habituales llaman jefe o capitán al resto de clientes, esa cervecita de después de salir de currar acompañada por algo de comer, siempre con aspecto delicioso aunque sean platos no excesivamente elaborados. Cada uno de los platos protagonistas parece una auténtica delicia, en esta serie se cocina mucho y muy bien por lo que se recomienda acercarse con el estómago lleno. Y si te quedas con las ganas, al final del capítulo el Maestro te enseña a elaborar correctamente los platos.

El Maestro no solamente cocina sino que es un guía espiritual para todas las almas perdidas que aparecen en el restaurante. Vamos, como en el típico bar de pueblo. Siempre intercede en las historias siendo más o menos sutil, dando el consejo oportuno en el momento necesario, discretamente sugiriendo un curso de acción o a veces directamente contando las verdades que necesitan oir los atribulados parroquianos.

Al ser una serie extranjera hay que verla con cierta perspectiva, por ejemplo en algún momento puede parecer que los personajes están algo sobreactuados. No hay que dejarse llevar, la realidad es que los japoneses son verdaderamente así y no se les puede reprochar nada a los actores por ser fidedignos. Las historias son sencillas pero cada una tiene algo interesante, además de que ver cocinar a un japonés es un placer que va más allá del paladar. No esperes una serie perfecta, no lo es, pero sí un aperitivo curioso, con los suficientes alicientes como para ver uno de cuando en cuando y disfrutar de una historia diferente y expandir los horizontes seriéfilos.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 177 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

3 comentarios en Midnight Diner: Tokyo Stories. El plato japonés del menú de Netflix

  1. Es una delicia ver esta serie con temas universales y que puede llamar la atención de cualquier persona del mundo. Los platillos que titulan el capítulo se ven muy ricos y hasta la manera que lo comen se antoja, despúes de todo por ahí se dice que para llegar al corazón o al alma de alguien, primero hay que empezar por el estómago!!! Saludos desde Monterrey, México!!!

    • De momento no tenemos información al respecto Juan Carlos. Yo apostaría a que sí ya que parece que entre algunos sectores ha tenido buena acogida y que el material original (una serie incluida) darían para más. Además que no parece demasiado cara de hacer.

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. ¿MOLA O NO MOLA? Vol. XXXVII - La Isla de las Cabezas Cortadas
  2. El Gourmet Samurái: De mayor quiero ser un jubilado japonés - La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*