NBA 2K14: ¿RPG deportivo?

2K y Visual Concepts lleva con NBA 2K14 el espectáculo NBA en tu consola a límites casi cinematográficos.

Por Chema Mansilla

En Cabezas Cortadas no somos grandes seguidores de los juegos deportivos. O del deporte en general, como la goma de nuestros ceñidos calzoncillos puede atestiguar. Pero reconocemos que hay cierta épica en encuentros deportivos que enfrentan a dos rivales de gran calidad. Si a la épica de uno de estos acontecimientos deportivos le añadimos la presentación visual dinámica de la realización televisiva moderna y una estética digna de un blockbuster, tenemos que reconocer que seguramente nos quedaremos enganchados. Y sin tener que sudar.

NBA 2K14 nos ha sorprendidos por su espectacularidad e inmersión. Es mucho más que un simulador deportivo en el que tenemos que ganar un partido de baloncesto. Yo no tengo demasiada idea, pero puedo decir, como amante de los videojuegos, que me ha sorprendido y me ha enganchado. Yo no entiendo de fichajes, ni sé nombrar más de cinco equipos de la NBA (no digamos ya jugadores) pero me he divertido jugando a NBA 2K14. Más allá del pique que uno puede desarrollar con los partidos rápidos entre dos equipos, es el modo “historia”, donde nos crearemos un jugador a nuestro gusto y seguiremos su carrera deportiva en la NBA. ¡Ah, es que NBA 2K14 es un RPG de acción (deportiva)! Así controlaremos todos los aspectos del jugador (personaje) que nos hemos creado, desde sus atributos y estadísticas, a sus redes sociales y patrocinios. y además, se juega al baloncesto, que ya os digo que es un enganche.

Evidentemente los gráficos son muy buenos, con animaciones fluidas y representaciones muy realistas de los figuras del basket americano. También reconocemos que tampoco es que tengan que recrear un mundo fantástico con grandes efectos ambientales ni nada parecido. Aceptando esta limitación, el juego es lo que es, lo importante es la sensación de inmersión que produce el juego. No sólo en el realismo de los partidos, sino en lo que es la simulación de la vida de tu jugador fuera de la cancha. Yo no pensaba que me terminaría enganchando tanto, preocupado por las rotaciones, las lesiones, los traspasos y las malas rachas. Malas rachas, porque soy un maleta jugando. Pero eso importa poco, porque la curva de aprendizaje del juego es estupenda. Da igual que no tengas ni idea de las reglas, en apenas unos partidos estarás perfeccionado tus estádísticas y mejorando tu rendimiento. Es como subir nivel, sólo que en lugar de mejorar tu sigilido tu capacidad para usar espadas de dos manos, podrás mejoras tu capacidad de pase o de tiros libres.

El último punto a destacar es la presentación cinematográfica del juego. durante los partidos no sólo podremso asistir a las mejores repeticiones, también a lso espectáculos de animadoras y mascotas en la cancha, así como de todo tipo de información útil (especialmente para los forofos del juego) con ritmos de esos frenéticos que animan a mover el esqueleto a la chavalada.

Si te mola el baloncesto, evidentemente, deberás hacerte con NBA 2k14. Si no, y de algun amanera este juego llega a tu poder, no tuerzas el morro y dale una oportunidad, porque NBA 2K14 hace de la simple competición deportiva el espectáculo que NBA nos dice que es.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles

¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

2 comentarios en NBA 2K14: ¿RPG deportivo?

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*