NOBUNAGUN. Es inevitable, ¿no?

Estos últimos días de Marzo han concentrado los finales de varios de los animes que me han tenido entretenida este invierno: Kill la Kill, Pupa y Nobunagun. De los dos primeros ya hemos hablado, así que vamos a darle al tercero.
Por Teresa Domingo.

NobunagunPortada
“Las habilidades de personas muy importantes a lo largo de la historia fueron almacenadas en los E-Genes especiales. Los portadores de los E-Genes, que son quienes los heredan, invocan sus habilidades latentes a través de las esferas AU y encarnan las armas AU. Los portadores de los E-Genes pertenecientes a la organización supranacional DOGOO, contra los enemigos del espacio exterior, conocidos como Objetos de Invasión Evolutiva. ¡Esta es la crónica de su fatídica batalla por la humanidad!”

Así reza el principio de cada capítulo de Nobunagun, originalmente un Shonen (manga de acción) creado por Masato Hisa que comenzó, como todos los mangas, serializado en una revista, en este caso en la Comic Earth Star a partir de 2011. Su adaptación al anime ha sido producida por los estudios Bridge (los mismos que produjeron Devil Survivor) y dirigida por Nobuhiro Kondo.

13 capítulos que se han estado emitiendo semanalmente desde el 5 de Enero hasta este domingo, con muy buena acogida entre el público, a pesar de no contar con un guión enrevesado ni sorprendente. Las escenas se suceden una tras otra con una resolución previsible y sin ningún giro argumental digno de mención, pero se hace tremendamente entretenida por las continuas batallas, con muchos disparos, armas descomunales y explosiones desorbitadas. También ayuda mucho el perfil de la protagonista y sus cómicas reacciones, muy distantes de la perfección que se supone que tiene que tener un héroe que va a salvar el mundo.

Esta genial protagonista es Shio Ogura, una estudiante de instituto, rara, torpe y despistada, que evita mostrar su total dominio de datos y absoluta fascinación por todo lo relacionado con la parafernalia militar a sus compañeras de clase, que ya la tienen suficientemente apartada. Suele tener inexplicables sueños recurrentes en los que encarna a una de las personas más importantes de la historia de Japón, considerado uno de los más grandes comandantes samurái, Oda Nobunaga.

Durante un viaje escolar a Taiwán una chica de su clase, Asao Kaoru, intenta que Shio se integre, pero antes de que se den cuenta se ven envueltas en una invasión alienígena. En el revuelo de la huida, y al ir a ayudar a Asao, se encuentra con uno de los portadores de E-Genes y se da cuenta de que ella también es una portadora E-Gen.


Es reclutada por la DOGOO (Defense Organization aGainst Outer Object) donde  es entrenada para combatir a los Objetos Invasores Evolucionarios, unos monstruos con aspecto de insecto que se han  evolucionado y extra-desarrollado hasta tal punto que no pueden ser vencidos por las armas militares convencionales.
Junto a los portadores de almas de otros personajes históricos memorables como Jack el Destripador, Isaac Newton, Gandhi, Robert Capa, Antonio Gaudí, Galileo Galilei, Vidoq, Gerónimo o la orden del Cyx (ter), Shio “Nobunagun” combatirá a los Objetos Invasores Evolucionarios vistiendo unos extraños trajes que permiten desplegar un arma acorde con la habilidad del personaje al que encarnan.

Lo dicho, nada del otro mundo, pero se deja ver muy agustito.

El dibujo está muy cuidado, sobre todo en las escenas de acción, donde la fluidez de la animación acompaña los movimientos. Las mismas escenas de acción que se ven ensalzadas por una buena banda sonora y unos efectos de sonido muy potentes que hacen disfrutar al máximo de las batallas. A destacar, el tratamiento del color. Muy acertado, con colores brillantes e intensos que hacen de la realidad un lugar agradable y con fuertes cambios de tonalidad e iluminación en las escenas de acción. A pesar de bajar la intensidad de la luz, y aumentar el contraste, el predominio de tonos rojos y azules hace que la oscuridad cobre vida, haciéndonos sentir el desasosiego que una invasión alienígena imbatible por humanos corrientes nos tiene que hacer sentir.

Por último, destacar el Opening, un tema hardcore-punk, titulado “Respect for the dead man” a cargo de la banda japonesa Pay money to my Pain, muy acorde con la temática apocalíptica del anime.

 

Sigue a Teresa Domingo en Twitter: @Tuiteresita

Acerca de Teresa Domingo 153 Articles
Si es creepy, es para mí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*