Obsidian Kingdom y Maud the Moth parten Apolo. #MisiónBarcelona: Día 1.

Obsidian Kingdom - A day with no Summer Barcelona Cartel

El primer día de mi escapada musical comienza en la mítica Sala Apolo con la banda de metal experimental Obsidian Kingdom teloneada por Maud the Moth.

Por Javi Jiménez

Salí del metro,  con la desorientación típica del nuevo visitante que, cuenta la leyenda,  aprovechan los carteristas para atacar a sus victimas. En un rápido vistazo encontré el falso neón que confirmaba que Google Maps funcionaba correctamente: Ahí estaba la Sala Apolo y dentro Maud The Moth y Obsidian Kingdom.

Era pronto, pero algunos fans, una amalgama de metaleros de toda la vida y outsiders, ya estaban haciendo cola.  Se hizo la hora y entramos en la sala Club, casualmente la misma donde se celebra Nitsa (que dejo pendiente por visitar), un elegante salón con unos sugerentes focos rojo Ámsterdam. Me acerqué a buscar un buen sitio en la primera fila, allí no está el mejor sonido sin embargo a mi me gusta sentir la energía de la banda y recibir en primera persona la sangre (de esto no habría) y sudor (de esto sí) de los intérpretes.

Los primeros eran Maud The Moth,  un curioso proyecto liderado por Amaya López-Carromero (vocales y teclados) que en esta versión se acompaña de batería y violinista. Aunque era un poco escéptico de su integración en el show, tocan música de tintes melancólicos, minimalista y con influencias de la música clásica y el jazz, algo extraño para acompañar una banda de texturas más gruesas como Obsidian Kingdom y que en Madrid contaron para este menester con Trono de Sangre.

Maud The Moth en Apolo

Quizás pillaron con la guardia baja a más de uno pero la tremenda voz de Amaya (que rivalizaba esa noche con la de Florence) consiguió meter al público en atmósfera, aún con un comienzo algo titubeante. A mi al menos consiguieron hipnotizarme y dejarme atónito. También estaban presentando disco y formato así que es buen momento para escucharles, una propuesta bastante alejada de lo común y que después de escucharla en directo se me hizo mucho más atractiva.

Como la calma que prelude a la tormenta, Maud abandonó el escenario y cayó una marabunta de glitch y de las profundidades del infierno surgieron unos graves como para despertar a Behemoth. Obsidian Kingdom estaban sobre el escenario, puesta de escena con visuales muy cuidadas, flashes para dar empaque a los momentos de headbanding y sobre todo mucha actitud . Intensidad y máxima concentración para azotar con The Kandinsky Group la sala ahora ya repleta.

El setlist estuvo perfectamente cuidado jugando con la faceta más ambiental y la más metálica, y que como hemos visto en el estudio,  se complementan a la perfección, sin perder ritmo en un concierto que por supuesto, se hizo corto.   Los tres primeros temas cayeron con fuerza, primero Darkness y el auténtico bulldozer que es Least of Light, uno de los momentazos del concierto sin duda. Tras ese inicio trepidante estábamos bien dispuestos para bajar algo el ritmo y contemplar a los Obsidian Kingdom más instrumentales que concluyeron esta parte con una versión de Planet Telex de Radiohead muy bien traída.  A partir de ese momento llegó la apisonadora que no pararía hasta el final que confirmaría Black Swan como el temazo que es y finalizaría con Away/Absent dejándonos con esa sensación agridulce de despedida.

A ver si al final este iba a ser un año sin verano…

Obsidian Kingdo y Maud The Moth en Sala Apolo Abril 2016

Hasta aquí llegó el primer día, pero la cosa continúa, había llegado la noche y con ella el techno en el aniversario de Hex con Gregor Tresher y Psyk. ¡Muy pronto!

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 183 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Brunch Electronik: Los domingos molan si son con Cowboy Rhythmbox, KiNK y Erol Alkan. #MisiónBarcelona III | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*