OH MY LOL… naino naino ná.

La semana pasada estuvimos en la Gamergy disfrutando de las semifinales y final de la LoL Honor, o lo que es lo mismo, la liga española del League of Legends, y cómo nos lo pasamos.

Por Teresa Domingo.

“No juegues a videojuegos, decían…”
Miniduke. Mid del equipo G2 Vodafone.

Para los que seguís este tipo de eventos o los que nos seguís en redes, no os sorprenderá que entre nuestras filas haya algún que otro visitante a la Grieta del Invocador, ¿dónde no lo hay? Para los que no os interese mucho, idos familiarizando con el tema, pues a la velocidad que están creciendo los e-sports dentro de nada los tendréis hasta en la sopa. Y para los que no sabéis ni de lo que hablo, atentos, que el siguiente párrafo es para vosotros.

Poco a poco los deportes electrónicos han ido haciéndose con su hueco en una era que no se concibe sin tecnología. El League of Legends (LoL) es el videojuego MOBA por excelencia, desarrollado por Riot Games, que vio la luz el 27 de Octubre de 2009 y que está inspirado en el mapa personalizado del War of War of Warcraft 3: Defense of the Ancients (DoTa), que a su vez está basado en el escenario del StarCraft. No os volváis locos: un carril superior (Top), un carril central (Mid Lane) y un carril inferior (Bottom). Y entre medias la Jungla. Os preguntaréis que, si todos los MOBA son más o menos iguales ¿por qué éste arrasa más que el resto? Porque se juega en equipo. Combinando elementos de juegos de rol, estrategia y lucha, dos equipos de cinco jugadores tienen que ir consiguiendo oro y mejorando sus habilidades para conseguir destruir el nexo del contrario antes que él. Al principio de cada partida, cada jugador tiene que elegir entre 6 tipos de personajes o campeones: Bruisier o luchador, AD Carry o tirador, Mago, Tanque, Support y Asesino, cada uno con diferentes habilidades y mejoras a tener en cuenta, según lo que elijan tus compañeros y tus contrarios, y según el carril donde vayas a jugar, aunque a nivel profesional esto tenga muy poca relevancia, ellos juegan a otra cosa, no como nosotros, simples y limitados mortales.

El pasado domingo 26 de Junio, se celebraron en Madrid las semifnales (al mejor de tres) y la final (al mejor de 5) de la liga nacional del LoL. Contra todo pronóstico, el equipo Asus Rog Army se coló hasta la última fase y arrasó en la primera semi con un machacante 2-0 a Baskonia. No resultó tan fácil para G2 Vodafone derrotar a Giants en su semi, pero finalmente fueron los clasificados y a las cinco de la tarde, más o menos, daba comienzo la gran final. Se jugaron las cinco partidas y, si bien podía haber ganado cualquiera de los dos, fue G2 quien se hizo con el trofeo.

Ambos equipos lucharon a muerte pero hubo varios jugadores clave que fueron los dominantes de sus equipos y los que mejor nos lo hicieron pasar. Del lado de G2 hay que destacar a Falco, que además de arrasar como el support del campeonato consiguió, después de tres veces con tres equipos distintos, hacerse con el título de campeón de España. Sendo, también realizó una tarea encomiable como top y nos hizo levantarnos más de una vez del asiento. Por su parte, Asus Rog Army, que llegaba a su primer campeonato sin muchas expectativas por parte del público, resultó ser un digno oponente para G2 y nos tuvo emocionados hasta el final. Si hay que destacar a alguien, fue Lvsyan, mid laner, que partió la pana llegando a l final con 49 de KDA y haciendo prácticamente lo que quería. Sin olvidarse del trabajazo de Econatorz como EL jungla del día, a pesar de que Inkos (jungla de Asus) lo petó en la 5ª partida. Y Motroco, la leyenda, siempre fuerte como un oso.

Si hay una palabra que defina al League of Legends es velocidad. Para jugar es imprescindible tener velocidad en las manos, en la mente y en tu conexión a internet. Pero la velocidad más notable del LoL es la del crecimiento exponencial de su éxito en muy poco tiempo. Año a año el número de jugadores around the world ha ido creciendo hasta llegar a unas cifras que, creedme, me dejan boquiabierta hasta a mí. Veréis: En 2010 se disputó el primer campeonato mundial en Los Ángeles y el premio para el ganador fueron 7000$. En 2011 los mundiales se celebraron en Suecia y el premio aumenta a 50.000$. En 2012 ya hay 70.000.000 de jugadores registrados. En 2013 no hay nadie en Corea que no conozca el LoL y se convierte en el e-sport nacional. En 2014 el dinero que suman los cuatro primeros premios del mundial asciende a la friolera de 2.130.000$ y la final es vista por 27 millones de personas. En 2015 las series finales del mundial fueron vistas por 334 millones de espectadores (no, no es una errata y he duplicado el 3, son trescientos treinta y cuatro millones), superando a la NBA como evento deportivo más visto del año. A nivel nacional no nos quedamos atrás. La semana pasada éramos 25.000 personas viendo la final en streaming y más de 2.000 en directo.

A todos esos padres que regañan a los niños por “perder el tiempo con las maquinitas”: Esto un deporte con el que te puedes ganar la vida. Y muy bien. Como cualquier selección que se concentra en lugares aislados para entrenar  y preparar las competiciones algunos de estos equipos disponen de casas flipantes habilitadas para ello. Este año, los chicos del equipo G2 Vodafone se han concentrado en una casa valorada en choporrocientosmil euros, construida exclusivamente para ellos, para convivir, entrenar y prepararse para ganar este torneo. Ocelote, el jugador mejor valorado, en 90 millones de dólares, es quien está detrás de este proyecto y a la vista está que da sus frutos. Así que ya sabéis qué datos tenéis que dar la próxima vez que insinúen que os vais a quedar tontos por pasar horas delante del ordenador.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Teresa Domingo 151 Articles
Si es creepy, es para mí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*