Open Windows: Thriller tecnológico con premisa de película del domingo por la tarde de Antena3

Sale Sasha Grey. Y enseña un pecho.

Por Javi Jiménez

Si estáis leyendo esto es porque habéis picado en esa técnica de marketing tan despreciable. Podéis sentiros avergonzados de vosotros mismos, o ya que estáis seguir leyendo y descubrir que es esto de Open Windows.  Esta película del director Nacho Vigalondo  lleva rondando las distribuidoras Dios sabe cuanto tiempo… hasta que Cinedigim se hizo cargo del estreno en USA el 1 de abril de este año. Más tiempo pasó hasta  que finalmente se estrenó este verano en España de la mano de A3 Films. Un estreno poco sonado, que ha pasado por críticas de todos los colores y que la mayor parte del público no llegó a saber de su existencia. Servidor tuvo el placer de poder verla (en VO además) y vengo a romper un par de lanzas en su favor. Que no se diga.

Quizás alguno de nuestros lectores conozca al director de cosas como dirigir algunos sketches de Muchachada Nui, algún videoclip o películas como Los Cronocrímenes y Extraterrestre. En la Isla nos pegó el bajón con esta última, algo lenta y falta de sentido, la pusimos a caldo vamos. Si te decepcionó esta, tranquilo, puedes seguir leyendo porque Open Windows va por una onda totalmente diferente.

Una parte de la propuesta de Open Windows se inclina por el uso intensivo de un recurso visual: las pantallas de ordenador y las cámaras. Toda la película es vista desde las diversas perspectivas de una serie de cámaras cuyas imágenes aparecen en el portátil de Elijah Wood. ya sean cámaras de teléfono, de seguridad o la propia webcam, todo lo contado aparece por pantalla. Una odisea que llevó a Nacho y al resto del equipo de rodaje a la locura, pues no sería para nada fácil explicar con palabras cada cambio de ángulo y perspectiva. Algunos incluso le dijeron que semejante tochaco de guión no iba a ser capaz de colarlo en los 100 minutos que dura la película. La verdad es que a servidor el recurso le pareció muy bien llevado y una propuesta original. Parece que Vigalondo se quiera acercaar a experimentar con las posibilidades de cámara que aporta el mundo del cómic. Si como yo os gusta que se experimente con las formas narrativas en las viñetas, el recurso os va a encantar.  Aunque a más de uno parece que le marearon con tantas vueltas.

A la trama de Open Windows algunos le han cascado el apelativo de  “Neo-Hitchcock” , esto luce de lujo en los anuncios pero aquí no llegaremos tan lejos con la comparación.Aaunque si que puede acercarse (con cuidado) a obras del cineasta como La  Ventana Indiscreta; a mi me ha recordado mucho más a la más reciente y queridísima en la Isla serie de ciencia ficción Black Mirror,como ya sabréis en ella la tecnología (y como la usamos) en un hipotético futuro próximo es la protagonista. En Open Windows  Nick Chambers (Elijah Wood) es el fan número uno de la actriz Jill Goddard (Sasha Grey), dueño de una web sobre la actriz, Nick consigue mediante un concurso la posibilidad de conocer a Jill en una cena. Al final Jill Goddard rechaza el plan, sin embargo la historia no acabará aquí, un misterioso hombre llamado Chord se pondrá en contacto con él y le ofrecerá espiar a la actriz mediante la cámara de su móvil. Cuando este acepte acabará participando en un juego mucho mayor.

A parte de la utilización de ese singular apartado visual, la película apuesta por una trama intensa y frenética en la que los hechos se precipitan sin control, una auténtica montaña rusa de giros de guión y sorpresas. Sin querer desvelaros nada, la trama consigue enganchar a pesar de que en otras manos esta podría acabar siendo una película de domingo por la tarde de Antena 3. La duración acompaña para disfrutar de la película, unos ya nombrados 100 minutos que yo disfruté como un enano.  También es cierto que como amante de las nuevas tecnologías la película prácticamente estaba hecha a medida. (dato curioso, Panda Security es uno de los patrocinadores de la peli)

Elijah Wood en su papel está muy bien mientras que Sasha cumple y nada más, aunque también es cierto que a pesar de ser co-protagonista el mayor peso interpretativo lo acaba llevando Elijah. En general no podemos tener queja. Incluso en el reparto nos encontramos con un invitado desde Utopía, para regocijo de las Cabezas.

La parte más floja sin duda alguna es un final deux-ex-machina que se sujeta con pinzas. Es el típico que  durante el visionado aguanta bien el peso de la razón pero que al salir y comentar la película se acaba viniendo abajo. Si habéis visto Los Cronocrímenes, estaréis de acuerdo con que a Vigalondo le gustan los finales efectistas sin embargo en esta ocasión patina un poco. Aún así, yo se lo he podido perdonar pues Open Windows es una película la mar de entretenida, palomitera 100% y que para nada se merece la pequeña repercusión que ha tenido. Incluso en un miércoles la sala más pequeña de los multicines a los que asistí se encontraba casi vacía, cuando es una película muy disfrutable para el gran público, a diferencia quizás de sus largometrajes anteriores.

No es una película perfecta pero si muy recomendable, tanto por ser entretenida como por lo curioso de su propuesta visual. Vamos, que si te la perdiste en su momento, ya puedes empezar a buscarla.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 183 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

1 comentario en Open Windows: Thriller tecnológico con premisa de película del domingo por la tarde de Antena3

  1. La gocé mucho, salvo el final, como bien dices, suscribo lo dicho y añado un BSO más que decente, unos buenos cameos iniciales y una originalidad que a mi me entretuvo mucho durante (casi) todo el metraje.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Lo mejor de 2014 | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*