Parks and Recreation: Más vale tarde que nunca

¿Puede una comedia enamorarte? ¿Hacerte sufrir por cada uno de los personajes que en ella aparecen? ¿Alegrarte la vida?

Por Javi Jiménez

Parks_and_recreation_serie_Cabezas_Cortadas

Probablemente llego muy tarde para evangelizaros sobre las bondades de Parks and Recreation. Probablemente ya estáis llorando con los últimos capítulos de la séptima temporada porque sabéis que va a acabar y existe la probabilidad que ya no haya nada más.

Así que os escribo de fan a fan, y en el caso que no la hayas visto todavía, futuro fan.

Hacia mucho que no me encariñaba tanto con unos personajes de ficción. Cuando comencé la primera temporada, más escéptico que creyente no veía nada especial. Ni siquiera cuando la terminé. Seis capítulos en los que Leslie Knope se me presentaba como una mujer excesivamente bonachona y demasiado torpe, y como la serie en general algo sosa. La influencia de The Office se notaba demasiado, el mismo humor, el mismo tipo de situaciones, esa manera de rodar al estilo documental… No me convencía para nada.

Sin embargo amigos míos, tras solo seis episodios no se puede juzgar una serie, al menos no una que ha durado 7 temporadas y ha reventado las redes. Así que empecé la segunda temporada y vi con mis ojos el maná prometido, mis labios bebieron de él y se regocijaron. Todavía no se que ocurrió con el equipo de la serie para lograr este cambio tan radical. Da la impresión de que la primera temporada fuera un ensayo para lo que estaba por venir.

Ahora mismo, no se que me gustan más, esas salidas de tono completamente locas de Andy (Chris Pratt aka Star-Lord), el hecho de que Ron Swanson (Nick Offerman) pueda partirte en dos levantando una ceja o las imitaciones de April Ludgate (Aubrey Plaza).

Tom Parks And recreation reseña review Cabezas Cortadas web friki

Al contrario de la forzada atmósfera humorística de esas comedias de risas enlatadas, en Parks and Recreation esta es mucho más normal, familiar, casi tranquila. Lo que ves al otro lado del televisor es tal y como tu lo podrías vivir en tu día a día. Cuando, sin previo aviso, como si de un componente mágico se tratase: hace aparición el humor.  De la misma manera que en una película de terror se crea la tensión para liberarla en un momento concreto, en la serie se trabaja para relajarte y dejarte indefenso para el momento de las risas. Atacando por sorpresa y especial saña.

Sin embargo, por lo que Parks and Recreation se ha ganado mi corazoncito es por cada uno de esos maravillosos personajes que hacia el final de la segunda temporada forman parte ya de tu familia. Es imposible no quererlos. Leslie Knope es completamente adorable y una política honrada y con buena intención, para variar.  Interpretada por Amanda Poehler en una caracterización para enmarcar, fácilmente empatizas con ella y deseas que todo le salga bien. Todos están magníficos, papeles grandes y pequeños.  Es muy difícil que no haya al menos uno que no te robe el corazón.

Uno de mis favoritos, extrañamente, es el estrafalario Tom Haverford (Aziz Ansari) , simplemente es escucharle hablar, verle esa cara sonriente o disfrazarse de persona cool y ya soy suyo. Os remito a la foto de arriba si no me creéis.

Me parece increíble que yo, me haya enganchado de tal manera a la historia de estos personajes que parece de telenovela. He llegado a sufrir por las relaciones amorosas de los personajes, llegando a desear más que ellos que tuvieran lugar.

A pesar de todo lo dicho, las virtudes de Parks and Recreation no sólo quedan aquí. Ya que nos metemos en la cúpula del poder, bueno más bien en la trastienda, en nuestro querido departamento de Parques y Ocio,  aprovechamos para meter mano en los temas que rodean la vida pública. Desde la representación de los medios de comunicación (que merecería estudio aparte),  a la organización gubernamental plagada de escándolos; pasando por temas tan transcendentales como el matrimonio homosexual. Como saben los amigos humoristas, el chiste es una gran arma de denuncia así que, ¿por qué renunciar a usarla aunque esté ya bien empleada en otros propósitos más inocentes?

Ustedes gentes de bien que ya están viendo la serie, disfruten al máximo de lo que queda. Y usted, que sé que no la ha visto y ahora mismo se muere de ganas: dele un tiento. Una vez que has entrado en el juego de Parks and Recreation a ver quién puede escapar.

No te olvides de comentarnos cuál es tu personaje preferido y por qué es Ron Swanson en los comentarios.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 189 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

3 comentarios en Parks and Recreation: Más vale tarde que nunca

  1. Me pasó lo mismo con la primera temporada, es más, con The Office me pasó también lo mismo, odiaba la serie, a Michael no lo tragaba me parecía idiota el personaje, pero en la segunda temporada me reía a carcajada, y a Michael Scott le cogí muchísimo cariño, y lloré como una tonta cuando se fue.

    Pues con Parks and Rec. me pasó lo mismísimo, y entre una de las cosas a mí Leslie me daba la impresión de que querían hacer un Michael Scott versión chica, pero luego ves que no, que es Leslie Knope, la feminista y luchadora por la justicia, me encanta. Me gusta muchísimo esta serie porque al tratarse de que trabajan para el gobierno hay mucha crítica al propio país y su situación, sobre todo social. Me encanta.

    Y sí, amo locamente a Ron Swanson porque es otro personaje que parecía que ibas a odiarle, pero todo lo contrario es súper adorable, es mi “animal spirit” me encanta, simplemente es el mejor. Parks and Rec. y The Office son las dos sitcoms que recomiendo siempre, y Arrested Development también es una grande entre las grandes, aunque un poco infravalorada y poco reconocible, que os la recomiendo, por cierto.

    Y ya me callo.

    • Gracias por pasarte Carmen y por dejar un comentario.

      Pues si, me pasó igual y creo que no debería haber dejado la serie aparcada. Tendré que retomarla y ver que tal.

      Con Leslie me pasó igual, me parecía demasiado Michael, pero consiguieron convertirla en un personaje muchísimo más interesante. Desde luego en la segunda temporada cogen el rumbo de la serie con decisión.

      Nada que añadir a lo de Ron. Pero me apunto Arrested Development, a ver que tal.

      Un saludo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*