PLANETARY: Arqueólogos de lo imposible.

Planetary: arqueólogos de lo imposible. Héroes y aventureros. Y sobre todo el homenaje de Warren Ellis a la cultura popular de los siglos XIX y XX.

Por Carles Torrellas.


¿Qué es Planetary?, os estaréis preguntando seguramente. No hay una sola respuesta a esa pregunta. Podría deciros, sin faltar a la verdad, que es un cómic escrito por el británico Warren Ellis, dibujado y entintado por el tejano John Cassaday y magníficamente coloreado por Laura Martin. Podría también deciros que es un metacómic (toma concepto, porque yo lo valgo) con tantas referencias a otras obras de la cultura popular como buen sabor de boca deja su lectura. Podría deciros que es un divertimento de Ellis y un contrapunto a The Authority, pero Planetary es todo eso y muchísimo más.

Pero antes de entrar en materia permitidme que os hable un poco de los autores. Empecemos por Laura Martin, la colorista, conocida originalmente como Laura DePuy, hasta que tras casarse adoptó el apellido de su marido Randy Martin. Laura empezó su andadura, o al menos me empecé a fijar en su trabajo, coloreando el Divine Right, de Jim Lee en Wildstorm, así como el Backlash/Spiderman. Luego siguieron otros trabajos y muchos de ellos vinculados a los lápices de John Cassaday. Siempre me ha encantado su buen gusto con las paletas de colores. Y su bien hacer en las iluminaciones y sombreados, dotando de volumen y textura a los dibujos que ella embellece con sus colores.

Y ya que hablamos del tejano, os comentaré que “descubrí” a John Cassaday de manera totalmente fortuita. Fue ojeando en mi librería habitual un cómic que llevaba por título Desperadoes, junto al guionista Jeff Mariotte. Pero que realmente lo disfruté por primera vez en este Planetary. Su estilo y su expresividad me recordaron a otro de mis dibujantes favoritos, Kevin Maguire (todo un genio en lo que a expresiones faciales se refiere). En Planetary me enamoré de los lápices de Cassaday, hasta el punto de casi parecer una groupie sesentera. La limpieza de su trazo, la ya mencionada expresividad y su detallismo me encandilaron, y me engancharon a esta obra más no poder.

Y, finalmente, toca hablaros del cerebro tras la obra. Del maestro titiritero que mueve los hilos en la sombra. Del señor Warren Ellis, hijo de la gran Albión como Moore, Gaiman, Morrison. Autor del imprescindible Transmetropolitan junto a Darick Robertson, y de la brutalmente espectacular The Authority, con Brian Hitch a los lápices, y de la obra que nos ocupa, además de otras muchas. Planetary comparte con The Authority dos conceptos: La Sangría, nombre que Ellis da al espacio interdimensional que separaría los diferentes universos, y el concepto de Los Hijos del Siglo. Pero mejor os cuento un poco de que va el cómic, ¿no?

Planetary es como una cebolla, es decir, tiene muchísimas capas. Pero a la vez todas ellas conforman un todo perfectamente conjuntado, delimitado y definido. Planetary es también el nombre que recibe una poderosa y secreta organización que se dedica a hacer las guías anuales de los secretos del siglo XX. Su principal equipo de campo está compuesto por tres miembros. Jackita Wagner, una bellísima y poderosa mujer que esconde sus secretos. The Drummer, un joven de carácter irreverente y que gracias a sus baquetas puede acceder a toda fuente de información sea cual sea su soporte. Y finalmente al amnésico Elijah Snow, un Hijo del Siglo, con control sobre la humedad y la temperatura.

El cómic trata sobre el “viaje” que emprende Snow junto a sus dos compañeros para recuperar su memoria, y, mientras lo hacen, nos van mostrando los secretos ocultos del siglo XX, que, a su vez, no dejan de ser el particular homenaje que Warren Ellis hace a la cultura popular de nuestro siglo. Pero a medida que Snow y su equipo escarban en los secretos, una trama más compleja se teje secretamente a nuestro alrededor atrapándonos, y lo hace mientras nos presenta lentamente a los grandes enemigos de Planetary, Los Cuatro, una versión malvada de la primera familia de Marvel.

Así pues por delante de nuestros ojos desfilaran las particulares versiones de personajes como Sherlock Holmes, Doc Savage, The Shadow, Tarzan, Fu Manchú, Drácula, El Capitán Marvel de Fawcett Cómics, el monstruo de Frankestein, Godzilla, Miracleman, Thor, Dr. Extraño así como homenajes a los guionistas ingleses de la década de los ochenta o a eventos como Crisis en Tierras Infinitas, y un largo etcétera, mientras nuestros protagonistas buscan pistas para restablecer la memoria del señor Snow y de paso aclarar la identidad del cuarto hombre que dirige desde las sombras, cual titiritero, toda la organización de Planetary. Este desfile de homenajes no es gratuito, sino que todos y cada uno de estos “huevos de pascua” conforman las piezas de un grandioso puzzle que poco a poco va encajando con precisión quirúrgica, mientras te desvela sus secretos, a la vez que te atrapa en su lectura.

Podría extenderme en contaros más detalles del argumento, pero en vez de eso os invito a que os sumerjáis en esta obra y disfrutéis de su lectura, así como de tratar de resolver el enigma de quién es el cuarto hombre y quién sabe cuántas sorpresas más os puede deparar su lectura. A título personal, considero que Planetary debe formar parte de cualquier comicteca que se precie de querer ser considerada como tal. Y puestos a soñar, espero que algún día HBO o Netflix puedan llevar esta serie a la pequeña pantalla porque sería una gozada poder verla.

 

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

4 comentarios en PLANETARY: Arqueólogos de lo imposible.

  1. Bueno Chema Mansilla, siendo Planetary tu cómic favorito espero que la reseña esté a la altura del mismo y porqué no, que te haya hecho entrar ganas de volver a viajar con Elijah Snow and co. XD

  2. Otro comic que me ha parecido siempre interesante y que no me he podido comprar. Que formato de este me recomendarias??

  3. El mejor para mi seria el Absolute de Norma, pero los derechos los tiene ahora ECC q la esta publicando en otro formato no tan tocho

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*