Portales,el cómic de George RR Martin que no habéis leído

Cierto escritor completamente desconocido, que en la actualidad tiene en su haber obras como la saga Canción de Fuego y Hielo, Los viajes de Tuf o La Muerte de la Luz, se plantó en 1991 a las puertas de los estudios de la NBC. En sus manos,  un guión para una serie procedimental de Ciencia Ficción en la cual los universos paralelos jugaban un papel fundamental. El piloto se rodó y fue rechazado por los ejecutivos de la época, tranquilo George, tu gran momento no había llegado todavía.

Por Javi Jiménez 

portales_portada_g

 Aunque la cinta se perdiera en el olvido, en 2010 Martin desempolvó la idea y decidió adaptarla a otro medio de similares características: el cómic. El proyecto pasó a manos de IDW,  que encargó a Stefano Martino el dibujo. Según Martin el cómic tenía ciertas ventajas sobre la serie, tales como que el uso de efectos especiales no está limitado por el presupuesto y menores presiones para contar lo que se propusiera.  Y de allí surgió la miniserie Portales (Doorways en los USA) que Aleta Ediciones recopila en este tomo, 4 números que volvían a las raíces de aquella vieja idea.

George RR Martin ha sido fan del mundo del cómic, en concreto del de superhéroes desde  prácticamente siempre, uno de sus cómics favoritos eran Los Cuatro Fantásticos de Stan Lee y Jack Kirby, en cuyo número 20 podemos incluso encontrar un correo suyo. Así que a Martin le hacía especial ilusión sumergirse en el mundo de la historieta.

El cómic en sí nos cuenta la historia de Gata  una chica en exilio permanente entre distintas realidades alternativas buscando aquella en la que finalmente pueda vivir en paz. Su paso por otros mundos no ha estado exento de conflictos, problemas que le persiguen en cada salto a través de un portal en la forma de asesinos pisándole los talones entre diferentes realidades. Cuando llega a la Tierra, Thomas un médico completamente corriente y una vida tranquila,  ve como todo cambia para siempre cuando su camino se cruza con el de Gata .

Imagen de la serie

Este cómic recuerda vivamente a un episodio el piloto de la TV, el breve vistazo de la historia que Martin tenía planteada. Una miniserie de 4 números que simplemente nos presenta en rápidas pinceladas a los personajes y nos muestra el mundo que el autor quería crear, dentro del género de la ciencia ficción y atisbar ligeramente como lo iba a utilizar episodio tras episodio. El dibujo de Martino es completamente correcto, aunque en algún momento puede recordarnos a una versión light de aquellos dibujantes de los 90. Curiosamente, Martin hace hincapié en que Stefano no había visto el piloto a la hora de ponerse a dibujar, aunque la similitud entre actores y dibujo no es tan grande como cabría esperar.

Lo que si es cierto es que sabe a poco este pequeño cómic piloto, lo que no es de extrañar ya que Martin está acostumbrado a extenderse en sus obras. Una lástima que el proyecto se cerrara con esto, ya que justo cuando el autor le coge pulso a la historia y a la narración se le acaban las páginas ¿quién sabe qué habría podido resultar si el proyecto hubiera seguido adelante? Si queréis descubrir la serie de TV que había podido ser y finalmente no fue, solo hay una forma de hacerlo.

Sigue a Javi Jiménez en Twitter en: @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 185 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*