PREDESTINADA. Vino, vió y arrasó.

Desconocida en nuestro país, más que reconocida en el suyo y predestinada a ser una de las grandes narradoras de nuestro tiempo. El talento de Tomoko Yamashita llega a la Isla en un manga que no entiende de géneros narrativos pero dominado por el género femenino.

Por Teresa Domingo.

 

Esto es lo que comúnmente se denomina entrar por la puerta grande. Primer manga publicado en España de Tomoko Yamashita y primer éxito rotundo. Ella ya debe estar acostumbrada pues, un año tras otro, sus obras arrasan la crítica nipona y ya carga con el peso de varias nominaciones a los prestigiosos premios Manga Taishô, pero a mí me ha pillado totalmente por sorpresa y tengo que reconocer que es de las más gratas que me he llevado con un manga desde hace mucho tiempo.

Ediciones Tomodomo no podía haber elegido mejor carta de presentación para esta autora que el tomo que nos ocupa. A través de tres historias cortas, autoconclusivas y de géneros diferentes (un thriller de terror psicológico, un romance a tres bandas y una historia sobrenatural al más puro estilo Miyazaki) y cuyo único nexo de unión es que están protagonizadas por mujeres, Yamashita deja constancia de sus extraordinarias aptitudes narrativas.

En cada una de sus historias, esta autora sabe darle todo el sentido del mundo a la premisa menos es más, y con un estilo de dibujo sencillo y sobrio, pero tremendamente elegante, nos sumerge en su versátil entramado. Abusando vilmente de los fondos vacíos, el lápiz de Yamashita va cambiando de un trazo fino y delicado a otro más irregular y discontinuo según lo requiere el relato. Esta ausencia de escenografía hace que la disposición de viñetas y bocadillos también jueguen en pos de la trama, contrayendo y dilatando el tiempo narrativo, según el tamaño del cuadro que se nos presenta. Incluso los contornos de los bocadillos trabajan para revelar información sobre los sentimientos de los personajes. Todo es una maravilla para la vista.

Si todo lo que publica esta mujer es de esta calidad no me voy a cansar jamás de elogiar su destreza a la hora de conferir agilidad a sus relatos en pocas páginas y esa forma atípica de exponer los acontecimientos. Hay momentos del último relato, La princesa sin maleficio y el prisionero en la atalaya, para mí el mejor de los tres, a pesar de la potencia y el encanto terrorífico del primero, Invencible, en los que el pasado se mezcla con el presente, con transiciones tan sutiles y fluidas que te obligan a querer terminarlo rápido para volver a empezarlo.

Pero puede que el efecto más impactante y la mejor muestra de dominio del ritmo del relato lo encontremos en la segunda historia, Tú eres la estrella, donde el hecho de ir simplificando a un personajes según su estado de ánimo hasta “apagarlo” va acompañando la historia de desamor, desacelerando el ritmo del relato y consiguiendo en el lector un impacto emocional a la altura de todas esas críticas, nominaciones y no lejanos recononcimientos.

Predestinada es una lectura y relectura obligada de una autora de culto con estilo propio, un dominio del relato innato, muchas cosas que contar e innumerables maneras de hacerlo. Y aquí estamos mi bolsillo, mi estantería y yo, predestinados a vaciarse unos y llenarnos las otras de Tomoko Yamashita hasta el fin de nuestros días.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Teresa Domingo 170 Articles
Si es creepy, es para mí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*