PUNZADAS DE FANTASMAS. Píldoras de susto

Cuando un reputado novelista de misterio encontró a uno de los mejores mangakas de terror y  tuvieron una criatura juntos.

Por Teresa Domingo.

 

“Relatos extraños contados por el coleccionista de misterios Hirokatsu Kihara e ilustrados por el príncipe del manga de terror Junji Ito. Una colección de cuentos ilustrados que te harán chillar de terror. Incluye un cómic completo”. Con estas palabras se vende sólo el tomito colaborativo que acaba de editar ECC y que se publicó en Japón en 2010. Y no miente. 80 páginas de relatos ilustrados de misterio japonés que se fueron publicando en la revista Gekkan Shonen Sunday de manera mensual y 20 de historia corta dibujada por uno de nuestros mangakas favoritos especialmente para la ocasión.

Partiendo de la base de que la literatura japonesa no tiene la misma interpretación que la occidental, puede que no entendamos a la primera algunos de estos relatos o no les demos el sentido que el autor pretende, pero, por suerte, contamos con los lápices de Ito para meternos de lleno en las historias. Lo que sí hay que tener claro es que lo que tenemos entre manos es una pequeña joyita llegada desde oriente que los aficionados al género no pueden dejar pasar. De hecho es una de esas obras que te llaman desde el estante en el que reposan y sé de buena tinta que no he sido la única a la que la preciosa y sonriente colegiala de Ito ha atraído sin remedio hacia sí, me ha hecho extender la mano y obligado a ir a la caja con ella bajo el brazo. Y sin dolor alguno, porque no cuesta ni 5€. Os lo he dicho, irresistible.

Punzadas de fantasmas es un libro que no defrauda y, con un estilo muy particular, nos va calando poco a poco con sus historias de fantasmas pasivo-agresivos. Exorcismos llevados a cabo por monjes misteriosos, niñas de otro tiempo que corretean por los pasillos, familiares muertos que regresan el día del festival de los antepasados, fantasmas que aparecen en fotos o fantasmas con los que pasamos una noche de fiesta y luego no aparecen en ellas. Un total de nueve historias, a cada cual más rara, intrigante y retorcida, que quizá así, solas, sin agua para tragar, resultarían un poco, demasiado, alejadas de nuestras tradiciones como para pegar los gritos de terror que publicita la cubierta, pero los siempre perturbadores dibujos de Junji Ito complementan las palabras misteriosas de Kihara y saben darle ese puntito terrorífico al que nos tiene acostumbrados el mangaka.

Sus diseños siempre desprenden un aura malrollista, y el secreto, por muchos años que pasen, por muchos personajes que dibuje, siempre estará en los ojos. Llamadme pesada, repetitiva y cansina, pero la expresividad en los rostros manga no es lo más destacable del género, en cambio, Junji Ito siempre pone tal énfasis en los rasgos faciales, especialmente en los globos oculares, que cuando termino un cómic suyo lo que permanece en mi retina es lo que él me ha contado dibujando las suyas. Ojos tristes, abandonados, sádicos y perversos, de miradas suplicantes o maliciosas que reflejan cada sentimiento y pensamiento. Simplemente genial. Pero si a uno lo apodan el príncipe del terror no es por dibujar cuatro ojos intrigantes, Ito siempre tiene guardada alguna sorpresa con la que dejarnos el cuerpo cortado y por eso le queremos. En esta ocasión, además de perturbarnos con los ojos lo hace con la ausencia de ellos: rostros sin cara, caras que aparecen en cuerpos y hordas de bañistas silenciosos que siempre te dan la espalda son las balas de la recámara que, Ito tenía reservadas en esta ocasión.

No nos engañemos, el simple hecho de leer unas historias de misterio, basadas en gran parte en creencias de otra cultura, en la que, al contrario que en la nuestra, los espíritus de los antepasados y la celebración de festivales en su honor son parte importante de sus vidas, y se llevan a cabo con mucho respeto, (en este pequeño tomo aparecen bastantes festivales y tradiciones de kimono y peineta que el traductor amablemente nos explica a pie de página, que resultan interesantes y ayudan a entender de dónde viene el espíritu atrapado en la realidad del personaje), no serían suficientes para llegar al público que consume este género en este lado del mapa si no fuera porque lo ha dibujado Junji Ito, y la adaptación de la última de las historias del recopilatorio a formato cómic de la mano del mangaka de moda no estaríamos hablando con tanta alegría de esto. Él es el reclamo y la razón por la que esta rareza japonesa acabará en las estanterías de muchos de vosotros. No os resistáis. Todos sabemos que hay rarezas que merecen la pena, y esta es, sin duda, una de ellas.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Teresa Domingo 147 Articles
Si es creepy, es para mí.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. FRANKENSTEIN, de Junji Ito | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*