Recomendaciones con Cabezas: Especial vuelta de verano

Sea cual sea tu situación profesional (o académica) septiembre llega implacable. El auténtico año nuevo para muchos de nosotros. Llega la nueva temporada pero sigue haciendo calor aunque volvamos a meternos en harina. Después de nuestro parón veraniego volvemos para contaros en qué lo hemos invertido. Cómo no, una buena cantidad de libros, cómics, series, películas y juegos han estado involucrados. Así qué, bienvenidos de nuevo a la Isla, poneos cómodos y seguid disfrutando de nuestro clima tropical con esta ración extra-especial de recomendaciones.

Verano 2018: El año en el que devoré Mad Men

Por Javi Jiménez

¿Ya? ¿Otra vez aquí? Sí que se ha hecho corto el verano… Tan corto que ni siquiera he cumplido con mis objetivos. Comencé a leer Loops: Una Historia de la Música Electrónica del Siglo XX y es un libro increíble, pero a pesar de mis buenas intenciones no lo acabé. Subestimé el tiempo necesario para disfrutarlo de verdad. Sí, podrías leer los textos pero creo que pierde mucho sin escuchar sus canciones, rebuscar entre sus playlists y poner muestras de todos los artistas que aparecen entre sus páginas. Así que seguiré con su lectura. Me puse al día con algún libro (como el de La Historia de Tu Vida de Ted Chiang del cual he escrito para abrir la Isla) y algún cómic de los que tenía en mi pila particular. Pero la gran ganadora de mi verano ha sido Mad Men. No es una serie nueva, ni siquiera la he acabado de descubrir pero se ha llevado todo mi tiempo de consumo televisivo de estos días. Después de ver la primera temporada y dejarla por falta de interés traté de reengancharme y… lo conseguí. Mad Men es un delicioso culebrón, empapado en whisky y maridado con estupefacientes. En ocasiones puede notarse que a los guionistas se les acaban las ideas e incluso puede pasarte como a mi que los escarceos amorosos de Don te acaben importando un pepino. Y sin embargo la maravillosa ambientación, la calidad del reparto, las tramas de la agencia de publicidad y ese toque Cuéntame repasando los años 60 y 70 de Estados Unidos me tienen ganado. Seis temporadas me he tragado así que algo debe de tener. Podéis reengancharos a ella directamente desde Netflix. Ya sabéis sentaos en el sofá y poneos un buen bourbon. Así seguro que septiembre se hace más leve.

Parc Spirou

Por Cristina Hombrados

Lo siento, pero no puedo evitar que mi aportación se asemeje más a aquellos deberes de EGB (primaria para los jóvenes) de verano, en los que debíamos relatar qué habíamos hecho durante las vacaciones. También notaréis que cada palabra está cargadita de emoción infantil. Enseguida entenderéis por qué.

Este junio abrió sus puertas el Parc Spirou de Monteux, en la Provenza. Y yo me topé de bruces con él un 15 de agosto viajando por la zona. Mi amor por Spirou es confeso así que ya os podéis imaginar que no tardé demasiado en visitarlo. Se trata de un parque temático ambientado en el mundo del botones del Moustic. No es muy grande, de reciente construcción (se auguran unas zonas de sombra fabulosas en el futuro), con esos detallitos que huelen a nuevo y al que le falta un poco de rodaje (nada que no se subsane con el tiempo). Como parque de atracciones en sí, no esperéis encontrar la atracción de vuestra vida. Entraría dentro de la categoría de parque familiar (por mí estupendo, porque de otra forma no me hubiera montado en nada) y cuenta con tres impresionantes simuladores de temática muy variopinta: Zombillénium, dinosaurios (yo también me pregunto qué pintan allí los dinosaurios) y la redacción de Le Parisien Libéré. No son demasiadas las atracciones que ofrece (pasar un día entero en el recinto puede llegar a hacerse largo) pero la ambientación es estupenda. Con un poco de suerte, os podéis encontrar con el mismísimo Spirou. Maravillosa la librería de su interior, con cantidades ingentes de publicaciones. Pero no solo relacionadas con ese botones que allá por el año 38 diseño Rob-vel, sino también con el universo creado por Franquin (Marsupilami y Gastón el Gafe), Lucky Luke, Zombillénium y otras series de corte juvenil. Cuenta también con zonas de restauración (el Moustic es un restaurante) y un par de tiendas de regalos. ¡Benditas tarjetas de crédito!

Y sí, me lo pasé como una enana.

Revolutionary Girl: Utena

Por Andrés R. Paredes

Comenzó casi como una broma. Ver Revolutionary Girl: Utena fue una propuesta que en un principio me pareció extraña: Anime de los noventa con claras connotaciones LGTB, duelos a espada, personajes misteriosos y un estilo fantástico. Creía que ya lo había visto todo. Pero Utena me dejó en ridículo, a mi, a mis expectativas y mis prejuicios (también ayuda que sean sólo tres temporadas que se pasan volando). La historia es más bien simple: Utena Tenjou se ve envuelta en una cuasi intriga palaciega en cuyo centro se encuentra la prometida de la Rosa, Himemiya, una joven misteriosa que pasa de mano en mano de sus pretendientes que se baten en duelo para conseguirla. Cabreada por esta situación, Utena decide tomar cartas en el asunto, salvar a Hime y… colocarse en el centro de una conspiración para Revolucionar el mundo. Por supuesto, hay enemigos en la sombra, grandes conspiraciones y demás, pero el corazón de la serie es la relación entre Utena y Hime. Y es una relación preciosa, que hace que tu corazón se estruje y acabe hecho trizas. Maneja el aspecto más telenovelesco de la historia, con tiras y aflojas de personajes enamorados y desenamorados, desesperados por liberarse de las garras de su pasado, con ansias de salvar/destruir/revolucionar el mundo. Y aparte de todo esto; la serie es un pepino visual y auditivo maravilloso. Y unas fantasías capilares que ya las querría yo.

Mr. Milagro

Por Joe Runner

¡Qué maravillosas han sido las vacaciones de verano! Esa época en la que no dejas de sudar como un cerdo y te toca trabajar en mil y una cosas para poder pagar todas las facturas que se acumulan durante todo el año. El famoso verano del obrero… Menos mal que siempre nos quedan las buenas lecturas para poder despejarnos de todas estas penurias, amén de que no he sido capaz de terminar de leerme el integral de Mutafukaz y he buscado un remanso de paz en lecturas más ligeras y accesibles a un cuerpo mermado por el calorazo mediterráneo. Siendo pelirrojo, esto es un auténtico milagro, al igual que el trabajo que hacen Tom King y Mitch Gerads en todo lo que tocan juntos. Esta vez el elegido es Scott Free, uno de los personajes más famosos de Nueva Génesis que siempre ha gozado de una extraña fama entre los lectores pijameros y que, por fin, ha logrado llegar alto en su título en solitario. Irónicamente ha sido cuando han logrado representar la dualidad de los dioses del universo DC, en el que nos muestran la cruenta guerra contra Darkseid en Apokolips, mientras se recrean en la mediocridad humana y la pusilanimidad del día a día de nuestro protagonista junto a Big Barda en nuestro mundo. Una de esas lecturas que no sabes si el guionista se está riendo de tu cara o estás ante una de las grandes genialidades del mundo pijamero. Todavía faltan algunos números para que termine, pero os aseguro que yo estaré ahí para discernir de qué narices va todo esto. Al menos yo no fui el único pringado de este verano, Scot Free estuvo acompañándome durante todo este pesado viaje. Y es que hay cosas de las que ni el gran Mr. Milagro puede escapar…

Agosto de emociones

Por Javier Marquina

Y yo, ¿qué hice? Pues sudar como un perece y pasar nervios por partida doble. O triple. O cuádruple. Además de leer un montón de cómics (ya sabéis, uno al día, como las cosas buenas de la vida) he estado pringado junto con otros buenos e infatigables compañeros en la organización del Salón Hispanofrancés de Cómic de Jaca. Y creedme, esto se lleva el 99% del tiempo de una persona humana. Hay tantas cosas que controlar, vigilar, cuadrar y programar que la vida se te hace breve como la de una mosca, y te pegas todo el día con un runrún en el estómago que indica que algo se cuece en tu interior. Por si fuera poco, este también ha sido el mes en el que ha entrado en imprenta mi primera obra oficial, Abraxas, un cómic editado por GP Ediciones y dibujado por Ertito Montana que espero que me de muchas alegrías. Aunque claro, para un fetichista como yo, el verlo publicado ya es alegría más que suficiente. Estoy con el pavo tan subido que para bajarlo voy a necesitar una grúa de las que se usan para construir autovías.

¿Algo más? Supongo que este ha sido mi verano del Thor de Aaron y Dauterman. Entre email y email, entre fuego y extintor, entre listas y quebraderos de cabeza producidos por reservas, cuadrar presupuestos, cantones que no se veían y fechas de entrega, las venturas de Jane Foster, la Diosa del Trueno me han dado esos momentos de asueto necesarios para relajar la mente. El descanso del guerrero. Lo digo y lo mantengo. Aaron es DIOS y su profeta y la jodida montaña. El pack completo. La religión con barba. Un guionista de raza, coherente, efectivo, sólido, emocionante, con sentido del espectáculo, magistral. Y acompañado por un dibujante que no ha parado de crecer para recordarnos página a página, viñeta a viñeta, bocadillo a bocadillo el porqué los cómics de la Casa de las Ideas nos robaron el corazón y nos convirtieron en fanáticos del cómic.

Las Lobas, de Flore Balthazar

Por Ramonet Daví

Acostumbrados estamos a leer historias ambientadas en la Segunda Guerra Mundial. O bien en el frente, o bien en los fatídicos campos de concentración y exterminio nazi. Hemos conocido historias espeluznantes narradas de forma sublime, que nos han ayudado a hacernos una idea aproximada de la barbarie que significó ese suceso bélico. Historias protagonizadas por soldados, por presos, en las que el fusil y la bomba siempre son el telón de fondo…pero, ¿y si en lugar de centrar la atención ahí, nos vamos un poco más allá de la primera línea de guerra? ¿Como se vivió esa época en un pueblito pequeño rural belga?. Esta es la historia de la familia de Flore Balthazar, que con el mismo miedo, incertidumbre y deseo de paz que todo el mundo, vivió a través de la radio y las noticias que llegaban a cuentagotas. Una pequeña pero intensa experiencia en la que las mujeres de esa familia, decidieron tomar partido y resistir a su manera a los embistes del ejército alemán. Y es que la resistencia no se ejerció siempre en el frente. La lucha no se libró solo en el campo de batalla. La guerra no se vive solo en la trinchera y la batalla no solo la ganaron los soldados. Un imprescindible retrato sobre la Segunda Guerra Mundial, contada con maestría y dibujada con sutileza. Una pequeña joya de la BD indispensable, que edita impecablemente Ponent Món.

Vacaciones on fire.

Por Teresa Domingo

He tenido la gran suerte de que mis vacaciones laborales coincidieran con el descanso estival de las diferentes webs y proyectos en los que participo, así que he tenido UN MES ENTERO para rebozarme en mi propia mierda en diferentes puntos de la geografía española. Así que esto era el tiempo libre…

He comprobado que no hay nada mejor que poder ver series nuevas enteras sin ningún tipo de control. Si tengo que recomendar algo de lo que he visto es (Des)Encanto, la nueva serie de Matt Groening y Smoking, una ida de olla, sangrienta y violenta, sobre venganza yakuza de la que hablaré la próxima semana. En esos ratos de culto a la siesta veraniega he revisitado parte del MCU para poder completar mi experiencia Infinity War en Blue Ray. No puedo dejar de recomendaros un par de documentales: Filmworker: A la sombra de Kubrick, que narra la vida de Leon Vitali, la mano derecha del genio, y Carteles de Película, un repaso a la historia del cine a través de los carteles promocionales y sus tendencias a lo largo de los años. También he leído cómics, y entre otras cosas he vuelto a caer en las redes de Locke & Key, siempre mola volver a la Casa de las Llaves, y he tenido el placer de reencontrarme con Hideo Yamamoto (el de Ichi, the Killer) en su nuevo manga Adam Y Eve. Y por fin hemos podido jugar al No Man´s Sky en todo su esplendor. Dos añitos han hecho falta para poder disfrutar de lo que nos vendieron entre cantidades ingente de humo.

Ojalá siempre fuesen vacaciones.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.