RESURRECTION FEST: A decade of passion.

O cómo destrozar un festival apasionante en diez años.

Por Teresa Domingo.


A mí me la pegan una vez, y ya llevo unos cuantos festivales a las espaldas como para caer dos veces en la misma trampa. Sólo hace falta echar un vistazo al cartel para darse cuenta de dos cosas. Una ya ocurrió el año pasado y es que no todo cabe en un mismo festival por mucho que las bandas toquen guitarras eléctricas, bajos y baterías. La otra se les está yendo de las manos: es humanamente imposible disfrutar a gusto de esa cantidad ingente de grupos. Para personas con un mínimo interés por la música en directo resulta muy frustrante, incluso irritante, no poder ver un concierto de principio a fin. Y en el Resu, ahora, es inevitable.

Con motivo del décimo aniversario, como preludio al torrente de metal que se iba a desatar, y, no nos engañemos, para que la llegada de las hordas de asistentes fuera más escalonada, el miércoles tocaron varios grupos, totalmente por cuenta de la organización (nada tienen que ver los escandalosos precios de las entradas y/o las consumiciones). Los asistentes pudieron disfrutar de grupos como Biohazard, Pro-Pain o Mutant Squad, entre otros. Bien. Un solo escenario es fácil de gestionar. Acaba un concierto y empieza otro. A partir del jueves a medio día tres escenarios echando fuego, sin parar de sonar y sonar.

Max Cavalera, líder de Soulfly.

No voy a negar que el jueves hubiera disfrutado como una loca de la potencia de Refused y Comeback Kid y de la voz gutural de Max Cavalera, que siempre mola verle las branquias cante lo que cante. Que aunque ahora esté en paz con el karma y vuelva a lo primitivo con Soulfly a nadie se le olvida lo que era con Sepultura.

Pero el plan era pasar un fin de semana largo que incluía ir a disfrutar del día fuerte del Resurrection Fest, el viernes. Y menos mal, menudo día. Desde el principio carreras. Porque si hay programados 23 grupos, un día tiene 24 horas y el festival cierra un rato para dormir, o me falta tiempo o me sobran grupos. El caso es que la única manera de que te salgan las cuentas es perdiéndote los grandes éxitos que se cantan al final, que suele ser lo más divertido de un concierto o llegando tarde al principio, que suele ser lo más impactante. En varias ocasiones nos vimos obligados a sacrificar una cosa u otra. Incluso hubo que descartar a grupos acomo 7 Seconds o DRI por ingesta masiva de alimentos y bebidas autóctonas.

Making enemies is good, Backyard Babies.

Total, que entre paseo y paseo, nos vimos una docena de bandas muy interesantes. Grupos de ayer y de hoy ofreciendo espectáculo del bueno. No recuerdo ninguna banda que me aburriera, tampoco me daba tiempo, pero todos dieron lo que se esperaba de ellos. Los primeros Kadavar. Geniales. Stoner psicodélico agitador de masas a golpe de melena. ¿Quiénes somos nosotros para no disfrutar como se debe? A menear la cabeza se ha dicho. Un ratito de Antinowhere League y de vuelta al Main Stage para disfrutar del emocionante y nostálgico show de Backyard Babies. Tengo que reconocer que “los hijos de Turbonegro” han sido un icono en la música de mi vida y desgañitarme con las canciones de siempre rodeada de amigos que no suelo ver a diario ha hecho que este año merezca la pena cualquier cosa… Y, corre, que nos perdemos a Deez Nuts. Hardcore del bueno para “descansar” y, sin poder terminar de verlos, claro, ni oír Band of Brothers ni nada (gracias una vez más, organización).

Lemmy, nuestro Lemmy.

Lemmy era otra de las razones por las que no me podía perder esta edición. Por unas razones u otras, nunca había podido ver a Motörhead, y visto el estado del espíritu de las navidades pasadas del Rock and Roll lo mismo no hay muchas oportunidades más. Ni siquiera estábamos seguros de que se llegase a producir tan ansiado encuentro. No hubiera sido el primer concierto que se cancela en esta gira. Pero sí, ahí estaba, uno de los dioses del metal, con más de setenta años subido al escenario, sin menearse apenas, vale, pero ni falta que hacía porque su voz desgarrada lo llenaba todo. Algunos dirán, ah! como Ozzy. No perdona, Ozzy no te da un concierto, te lo da su guitarrista ondeando su melena delante de un ventilador, y Ozzy sale a los gratest hits. Lemmy tiene esa clase que sólo tienen los grandes del rock and roll, con su bajo y su inseparable sombrero. Secillamente fue espectacular. Y para finalizar la noche,Terror, uno de los grupos que hubieran sido cabeza de cartel en los años gloriosos del Resu relegados a tocar a ultima hora de la noche…

Forever Wattie, The Exploited.

¿Hemos llegado hasta aquí sin cenar y no nos vamos a quedar a ver a The Exploited? Pues claro que sí, hay que ver a otra leyenda, aunque esta vez del punk. No sabría decir cuál de los dos se va a ir antes, si Lemmy o éste, porque tras el reciente infarto de Wattie en pleno concierto pensé que estarían más relajados, pero no. Los mismos bailes, los mismos escupitajos, los mismos golpes con el micrófono. Lo mismo… ¿Cómo no nos vamos a quedar? Por ellos y por nosotros… A darlo todo hasta el final porque, vistas las prioridades del festival, y el despropósito de cartel del sábado, era mejor dejarlo en todo lo alto. Total, de los doscientos veinte grupos que estaban programados únicamente me daba penita no ver a Fear Factory, No Turning Back y Danko Jones, que ya los había visto, así que la pena no era tan grande. KoRn… no me gustaron ni cuando fui a verlos queriendo, como para para pagar por ellos ahora que se han vuelto un horror y unos vendidos. No han sabido engatusarme con ese burdo truco de hacer una gira del primer disco, ni han tenido la vergüenza de tocar “las cosas tan chulas que crearon después de eso”. Gracias a que no he estado los tres días de festival, el recuerdo del Resu vuelve a ser algo bonito.

Si, bonito y muy divertido porque para eso se va a un festival y el alma la pone uno mismo, pero los decibelios y las luces de colores no te dejan ver la realidad, que es muy diferente. ¿Seguro que esto es un festival de Hardcore? Tal y como hicieron con Anal Hard el año pasado colocan a Refused el jueves a las dos de la mañana y el sábado No Turning Back a las cuatro de la tarde y que toquen rapidito, que no les da tiempo a los demás… ¿de verdad compensa traer esos grupazos para que toquen media hora? ¿Te compensa que venga Lemmy y que toque apenas una hora y cuarto porque tienen que montar el escenario a quién? ¿A In Flames? Pues sí, amigos sí. Cervezas a diez euros, vaso aparte. Y por primera vez descontrol en los baños. Creo que mis palabras fueron similares el año pasado, una vez se me pasó el encanto del momento: hacer crecer un festival no es sólo subir los precios y hacerse más ricos organizando y desorganizando. Bienvenido al negocio musical, Resurrection Fest.

 

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Teresa Domingo 151 Articles
Si es creepy, es para mí.

4 comentarios en RESURRECTION FEST: A decade of passion.

  1. estaba mirando yo cronicas del festival por internet para ver si la gente vivio igual que yo esta tremenda semana y no puedo estar mas en desacuerdo con la mayoria de cosas negativas que se dicen aqui… sois unos pesados, este festival ni el primero ni el segundo fue un festival exclusivamente de hardcore, siempre hubo de todo, yo estuve desde 2006 y me encanta que abran tanto las puertas…. sigue habiendo mas bandas del genero en numero que en sus inicios aunque disminuya obviamente la proporcion… y no se a que clase de festivales vais vosotros en los que podeis ver todos los grupos… riete del hellfest, del download, del primavera sound, del fib, de otros festivales punteros que tienen hasta 3 grupos tocando a la vez continuamente y aqui solo hubo que elegir un poco… el año pasado fijo que erais de los que os quejabais de que tocaban menos tiempo… este año tocan todos mas tiempo y seguis quejandoos

    por encima faltas a la verdad cuando dices que el litro de cerveza te vale 10 pavos… le tendras ganas a la organizacion pero estas escribiendo una puta cronica, se un poco objetivo y di que el precio era 7.5 pavos mas el vaso reutilizable… no es barato, pero si lo comparamos con otros festivales en los que el litro vale 8 (be prog), 9 (rock fest, bbk) o 11 pavos (primavera sound) me da la risa… si quieres cogertela te vas afuera un rato y te tomas algo, pero no digas que es que vale mucho mas de lo que es

    sois unos putos quejicas espero que no hayais tenido acreditacion porque no la mereceis la verdad, si no os gusta el festival no vayais, para mi siempre es la semana más importante del año y me lo paso bien con los colegas y con la musica y con todo el cuidado que pone la organizacion durante todo el año para hacer este festival… cuando no tengamos este festi sereis de los primeros en quejarse, por ahora yo doy gracias de ver estas bandazas a unas poca horas en coche sin tener que irme fuera de España….

    espero que recapaciteis con parte de la cronica, por ahora me da verguenza ajena leerla

    • Hola Javimetal27,

      Como bien dices al principio de tu comentario buscas reseñas del Resu que compartan tu experiencia, pero éramos muchos y cada una tendrá su propia opinión. Siento que no te haya gustado mi crónica, pero es lo que tiene que sea mi crónica, que expresa lo que viví y sentí. Gracias por dejarnos la tuya, siempre mola saber lo que opinan los demás, aunque sea diferente.

      No voy a recapacitar nada de lo que he escrito porque es tal y como lo siento, y mucho menos cuando alguien se está dirigiendo a mi, de primeras, como “puta quejica” (al menos hubiera agradecido que te hubieras molestado en mirar quien firmaba, para poder dirigirte a mi en el género correcto).

      Tampoco voy a entrar en si el precio era un euro más o menos, o si era un vaso reutilizable que tenías que adquirir y pagar aparte. O que el tema baño para las chicas tenga más importancia que para los chicos y por primera vez en diez años haya sido un caos, teniendo que aguantar a aunténticos pedofas dándonos el coñazo y metiéndose en baños que no les correspondían, dejándolos finos, claro. Es lo de menos. He ido a todas las ediciones del Resu (pagadas de mi bolsillo, no me gusta pedir acreditaciones, así puedo decir realmente lo que pienso y no lo que esperan que escriba) y del mismo modo que tú, ERA una semana importante para mi, con mis colegas, grupazos a unos kilómetros, blablabla, y de dos años para acá sólo veo un festival sacacuartos más, como todos esos que nombras, y antes no era así. Estoy decepcionada y creo que tengo el mismo derecho a decirlo que tú a replicarlo.

      Puedes estar de acuerdo o no, pero es un hecho que el Resu se estaba convirtiendo en un festival de referencia hardcore y punk como no lo había en Europa, pero oye, que entiendo perfectamente que es más fácil hacer dinero siendo el Hellfest con otro nombre, que crecer con dos cojones siendo único. Pues como la vida misma. Lo acepto, pero no me gusta y lo critico.

      Muchas gracias por comentar, y no te enfades con el resto de Cabezas Cortadas, que no tienen la culpa. Esta web es de libre opinión y no tenemos por qué compartir lo que dice el resto.

  2. Hola, estoy de acuerdo en prácticamente todo lo que se dice en la reseña, lo único que si he de decir que Korn estuvieron bastante bien, de hecho me sorprendieron, tanto a mi como a mis colegas ya que esperábamos algo bastante más tostón.
    En mi opinión el festival está intentando abarcar demasiado y se ha pasado encareciendo tanto entrada como consumiciones( estás en un 25% en sólo un año), que otros festivales sean más caros no es excusa, este festival era único, además de musicalmente, por que pensaba mucho en sus asistentes, su bolsillo y su comodidad y este año la han cagado. Además no se a vosotros pero a mi y a varios amigos ese comunity manager tan majo siempre, me ha parecido otro geta más, cuando pones cosas positivas te RT y habla contigo las veces que haga falta, pero todas las quejas o peticiones que se les han hecho este año sólo las contestaban si interesaba, me toca la moral que vayan de súper atención al público cuando tras el diluvio del año pasado, fuimos muchos los que pedimos una carpa para refugiarnos de sol o de lluvia y no se molestaron en contestar…

    Evidentemente para gustos colores y cada uno vive las cosas de una manera, paa mi este año ha estado muy bien en muchas cosas pero en otras me ha decepcionado MUCHO.

    • Hola The fantastic Antoñita,

      Agradecemos que nos cuentes lo que te ha parecido a ti también esta edición del Resurrection Fest. Como bien dices esperábais algo más tostón de KoRn porque son un toston, sólo valían al principio y a es a lo que se agarran para poder girar con algo de éxito… (al final voy al infierno).
      Me alegra que alguien más viera la falta de organización y de interés que había este año por los asistentes y espero que, aunque a Javimetal27 no le haya gustado la crónica, sirva para que sepan que la gente va porque le gusta la música, pero que ya no ofrecen lo mismo, que el ambiente ha cambiado y la que atención al público flojea.

      Muchas gracias por comentar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*