Rick And Morty: El peyote llega a las series para adultos

Dos de diciembre de 2013, Dan Harmon (Community) y Justin Roiland lanzaron el piloto de Rick and Morty en Adult Swim, una serie de animación que combina la ciencia ficción y el humor adulto, aderezada con muchas drogas y mala leche. Dicen que está a medio camino entre Padre de Familia, Hora de Aventuras y Futurama, pero es algo más.

Por Javi Jiménez

Hola, me llamo Javi Jiménez y este fin de semana he devorado la primera temporada de Rick y Morty.¡Y no me siento para nada culpable! Habiendo conocido su existencia a partir de un post de Tumblr, no sabía demasiado bien con qué encontrarme, sin embargo al ver la intro de la serie, me quedé convencido de que necesitaba verla:

¿Portales entre dimensiones?¿Niños abandonados a su suerte?¿ Rick y Morty parodiando a Doc y Marti de Regreso al Futuro?¿Cosas auténticamente creepys?¿Extraterrestres lovecraftianos? ¡Contad conmigo!

Después de que hayamos tenido una gran cantidad de series animadas completamente lisérgicas disfrazadas de series infantiles pero que estaban verdaderamente enfocadas al público adulto(Hora de Aventuras, Tito Yayo), por fin tenemos una serie de ese tipo dirigida al público adulto. Tacos, humor completamente incorrecto, situaciones muy pero que muy chungas que supondrían un trauma para nuestros infantes, y sin reparar en LSD. Nada de medias tintas, aquí tenemos el paquete al completo.

Morty es un adolescente algo corto de miras (tonto de remate, si nos dejamos de eufemismos), el típico perdedor de instituto, enamorado de la típica chica popular a la que es incapaz de hablar, con pocos amigos y algo triste, sin embargo su abuelo Rick es un genial y excéntrico científico que ha descubierto cosas tales como el portal interdimensional o el motor de materia oscura y que construye robots porta-mantequillas cuando se aburre. No se me puede olvidar mencionar que es alcohólico, habla entre eructos y tiene una película de baba permanete bajo el labio. El pobre Morty tiene que sufrir las aventuras a las que le arrestre Rick, normalmente viajar por el multiverso en busca de algún material para Rick o tratar de evitar que los enemigos de Rick acaben con su vida. Todo ello para gran disgusto del resto de la familia… Personajes que también tienen tela que cortar.  Pero eso mejor que lo veaís por vosotros mismos (¿Qué queríais, qué os lo contara todo?).

La verdad es que la primera vez que ves la serie tienes la sensación de estar viendo algo nuevo, cosa muy rara en la televisión de hoy en día donde reina el refrito. Una cosa que no es completamente cierta, huele como las nuevas ediciones de libros antiguos, con sus tapas modernas y sus páginas resplandecientes, aunque por dentro haya algo que no lo sea tanto. A pesar de que no nos vamos a encontrar nada que no hayamos visto en algún sitio antes, es la combinación de diferentes ingredientes la que acaba por dar un buen sabor al conjunto, que a primera vista nos parece algo totalmente fresco. Algo así como un plato de nouvelle cousini de deconstrucción de cocido madrileño. O una Stacy Malibú con sombrero nuevo.

Rick and Morty es como una droga, conforme vas viendo capítulos te vas atrapando en ese mundo surrealista y retorcido,  como la vida misma; los personajes acaban por caerte simpáticos en muy poco tiempo, incluso Rick aunque  sea un cabrón de mucho cuidado. No es que destaquen especialmente por su complejidad, por estar llenos de matices psicológicos y que el drama de su vida sea el contrapunto de una historia desgarradora emocionalmente… Ni leches en vinagre. Personajes sencillos pero resultones, que es lo que una comedia de estas características necesita.

El dibujo también es para echarle de comer a parte, a primera vista puede parecer un poco convencional, pero tiene ese trazo cutre y esas expresiones faciales y diseño de personajes que lo hacen especial, a su manera.

Es cierto que la primera temporada la dejaron algo corta,  once miseros episodios de menos de media hora, que nos tocará compensar con metadona seriéfila hasta que (a falta de que se anuncie oficialmente) se estrene la segunda temporada en diciembre de este año ( más les vale). Sin embargo en ese pequeño espacio, los capítulos están sembrados de referencias a la cultura freak, desde un capítulo basado en Origen (pullas a la película de Cristopher Nollan incluídas), hasta guiños a las películas de zombies, Mad Max, y toda la ciencia ficción  en general.

Quizás según como avanzan los capítulos, el subidón del principio pueda quedarse corto, es lo que tiene acostumbrarse a lo bueno, pero objetivamente el nivel es muy alto, si nos vamos a las webs de crítica, la serie tiene más de un 9 de media. Si os gustan los episodios especiales de Comunity, adoráis Futurama y os gusta el humor adulto, esta es vuestra serie, no os lo penséis más. Ya está disponible en DVD (en inglés americano) así que no hay ningún tipo de excusa para no echarle un ojo. No os arrepentiréis.

 Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 179 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. Lo mejor de 2014 | La Isla de las Cabezas Cortadas
  2. Es tan buena que voy a tener que dejarla. - La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*