Sabueso: ¿El Lobezno de DC?

Un ex-policía experto en superhumanos dejaba la prisión en 2004 para adentrarse en el Universo DC a cazar supercriminales sin mallas, su nombre: Travis”Clev” Clevenger.

Por Javi Jiménez

Sabueso-puños de acero-comic-accion -policiaco-aleta-ediciones-cabezascortadas-reseña-web-friki

El proceso editorial americano, tiene inspiración hollywoodiense. Series que se consideran lo mejor de DC por Kurt Busiek, acaban olvidadas y su paso por la editorial, una anécdota. Por suerte, no todo acaba perdido en el olvido. Raras veces una serie resucita tras su desaparición, Sabueso es una excepción.

En 2002 en DC miran con ojitos a la línea MAX de Marvel cuando Dan Jolly llegó a las oficinas del editor Ivan Cohen con una idea que tras unos retoques se convertiría en Sabueso. Dieron luz verde al cómic y Leonard Kirk comenzó a dibujar la historia, pero no sería hasta 2004 cuando vería la luz. En un momento nada oportuno, pues la maquinaría marketinianana de DC estaría enfrascada en la promoción de Crisis de Identidad. Resultado,  este cómic tan diferente a lo publicado por DC,  salió a la venta y nadie sabía nada de él. Os podéis imaginar como serían las ventas.

Sabueso fue condenado a un destino peor que esos cómics con los que acabas picando y el primer número  automáticamente se utiliza para alimentar el fuego. Sabueso fue condenado al anonimato. No importaban las buenas críticas o que uno de los directivos de DC dijera que “podría ser el Lobezno de DC”, ya con los pedidos del primer número el cómic se iba a estrellar. Intentaron salvarlo con un cruce con Firestorm y un villano de Batman de tercera, pero no funcionó.  En el número 10 la serie estaba cancelada.

Pasaron los años y Dan Jolley todavía creía en el potencial del personaje y consiguió algo muy difícil, que DC le cediera completamente la propiedad de su personaje. Estaba claro que un personaje como Clev, duro, ultraviolento y sin poderes no encajaba en un universo donde Superman, Green Lantern o Flash eran los dueños del cotarro.

Sin embargo en Dark Horse recibieron al personaje con las manos abiertas, publicaron los números originales en un tomo y el equipo creatio original comenzó a producir nuevas historias en Dark Horse Presents e incluso se publicó una nueva miniserie. Aleta Ediciones ha tenido buen ojo ha rescatado este cómic.

Una lectura de Sabueso presenta una grata sorpresa, es un cómic que no nos creeremos que ha sido cancelado de esta manera, maltratado editorialmente, pero con mucho potencial. Desde la página 1 es un cómic sincero, que da acción a raudales y desde el primer número establece la dinámica de la serie y consigue comprometer al lector. Nada de 50 números para contarnos algo que necesitaría solo de dos páginas, nada de cruces innecesarios, solo una historia de un tío duro como el acero al que se le da bien hacer su trabajo, por desagradable que sea.

Clev es un personaje muy badass y carismático, un tío bruto, violento, colosal y plagado de cicatrices, que aunque esté un poco majara sigue conservando el sentido del humor y q en eso de cazar superhumanos sabe donde se mete. ¿Os extraña que alguien le pudiera haber llamado el Lobezno de DC?

La historia tiene un punto de vista interesante, veremos un universo superheroico en el cual esos criminales que han obtenido poderes superhumanos y no han cometido la estupidez de colocarse un traje llamativo para anunciarlo a los cuatro vientos. Lo que significa que los encargados de pararles los pies son los polis corrientes, un trabajo nada fácil a no ser que seas un tipo como Clev.

La línea clara de Leonard Kirk y su dibujo de corte clásico le ponen la guinda a esta obra, ideal para llevarse a la piscina y devorarla bien fresquito, cómic palomitero del bueno. DC tú te lo pierdes, aquí esperamos más aventuras de Sabueso.

Sigue a Javi Jiménez en Twitter en: @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 195 Articles

Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*