Saga – Pues tampoco es para tanto, oigan…

Brian K.Vaughan es uno de los escritores de moda, y Saga, uno de los cómics de la temporada. Fantasía, acción y familia son los ingredientes de esta serie.
Por Chema Mansilla

Lo reconozco, no soy un gran fan de Brian K.Vaughan. Y: El Último Hombre me pareció un trabajo excepcional. Cuando la adaptación televisiva Walking Dead termine, sus productores deberían volver la mira a ese cómic. Pero a partir de ahí su trabajo no me ha conquistado. No seguí leyendo Ex Machina más allá de los primeros números, y tampoco Runaways consiguieron hacerse un rinconcito en mi corazón de lector. A pesar de ello, empecé a leer Saga con muchas ganas, no nos engañemos, principalmente impulsado por el «hype» que precede a su edición en Español. Ya se sabe, que «cuando el río suena…». Pero por el tono con el que comienzo este texto, ya te habrás hecho una idea (disculpa que te tutee) de que Saga no me ha gustado especialmente.

Saga cuenta la historia de una joven pareja de amantes, cada uno de ellos perteneciente a una raza y a un bando enfrentado durante una interminable guerra espacial. Es la historia de su huida en busca de paz y del nacimiento de su hija, una mestiza imposible a la que todo el mundo quiere echar el guante. El tono de aventuras, en un universo que mezcla ciencia-ficción (robots, naves espaciales…) con elementos fantásticos (espadas mágicas, fantasmas…) y de otros géneros (westerm, por ejemplo), me ha hecho recordar, y para bien, productos como Star Wars. El planteamiento es interesante, y significativamente más original de lo que suele ofrecer la industria norteamericana de la viñeta. La trama engancha, los personajes cuajan bien, el ritmo es bueno. A pesar de ser concebida como serie y no como tomo, el recopilatorio que presenta Planeta cierra con un estupendo cliffhanger y con un paso en firme en la evolución de la historia.

Así que el mayor lastre de Saga es, en este caso (y eso es algo raro en este medio), más cuestión de forma que de fondo. Si bien Fiona Staples ha demostrado ser una dibujante muy capacitada y de calidad, su trabajo en Saga es muy irregular. No sólo hay una gran diferencia en la calidad que muestra en las portadas, si no de una página a otra dentro del mismo cómic. Es incluso más doloroso cuando vemos trabajos de Staples ajenos a Saga (en su blog, sin ir más lejos) y descubrimos el buen hacer de esta artista. ¿Por qué este cómic tiene un dibujo tan tosco y descuidado durante muchas páginas?

Mientras terminaba el cómic, y empezaba a pensar en qué decir en este texto, no pude evitar acordarme de Joe El Bárbaro. Otro guionista calvo, el genial Grant Morrison, y un acertado Sean Murphy también probaron con una historia muy personal de fantasía y ciencia-ficción (y locura), con un resultado mucho mejor que el de Saga en todos los aspectos. No es un detalle importante, y no quiere decir más que, si te ha gustado Saga, o si quieres leer un buen cómic dentro de estos parámetros, no debes dudar sobre si leer Joe el Bárbaro.

¿Es Saga un mal cómic? No. En absoluto. De hecho, lo recomiendo, es una lectura muy agradable y llevadera. Pero no es un cómic excepcional. Ni siquiera es el cómic sensacional que el hype que tiene detrás (desde hace meses) me está vendiendo. Pero está bien.
Lástima que pudiera estar MUCHO mejor.

Esperaré atento, pero no impaciente, a ver cómo evoluciona.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. Hay vida en el cómic americano: East of West y Sex las nuevas series de Image | La Isla de las Cabezas Cortadas
  2. SAGA, Capítulo 2. Donde dije "digo", digo ESTUPENDO | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*