Sandía para cenar, de Javi de Castro

Javi de Castro debuta al fin en formato largo tras estar unos años demostrando su buen hacer a través de su fanzine Oiga Mire y de sus cómics online Open 24 Hours y Everybody y lo hace a través de Thermozero Comics en una historia de corte surrealista y salpicado de ese costumbrismo tan en boga últimamente y que tan buenos resultados está dando.

Por Francisco José Arcos Serrano

En ‘Sandía para cenar’, De Castro nos presenta a Rubén, un joven que podría ser como otro cualquiera, pero al que un suceso extraordinario va a cambiar la vida. Se acaba de mudar, sus padres le agobian, su ex-novia le sigue merodeando y en el trabajo le dicen que se pasa el día en las nubes. Nada raro para cualquier tipo de su edad. Salvo una cosa. Tiene una sandía con forma humana durmiendo en el sofá de su piso. Y no piensa pagarle alquiler.

sandia-para-cenar

Una de las primeras conclusiones que se extraen al terminar Sandía para cenar es lo bien que se desenvuelve el autor en una historia larga y con un estilo gráfico muy reconocible e influenciado por el cómic indie.

Otra de las particularidades con las que cuenta esta obra es que se trata de una historia ambiciosa en cuanto al resultado formal del mismo, ya que De Castro ofrece unos recursos gráficos muy interesantes que enriquece la lectura.

Respecto al color utilizado, es otro de esos puntos a favor del autor, extrayendo el máximo provecho al mismo para ofrecernos unas páginas muy vistosas con el contrapunto del color verde y el B/N.

En definitiva: Con esta obra y viendo su trayectoria anterior puedo decir que De Castro es uno de nuestros jóvenes autores con más proyección del momento, y que espero que prosiga en esta evolución tan favorable y que nos siga ofreciendo obras tan interesantes como la que hoy os traigo por aquí.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter en : @CabezasCortadas

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*