Splinter Cell Blacklist: El regreso del Hombre Invisible

Sam Fisher regresa con un juego que es heredero directo de la guerra contra el terror  y las operaciones secretas alrededor del mundo. ¿Quién mejor que un hombre invisible para librar una guerra que no existe?

Por Chema Mansilla

Soy un gran fan de la saga Splinter Cell. Y sin duda, Splinter Cell Blaclisk es, si no el mejor, una entrega imprescindible de la saga. Un juego en el que el sigilo y la infiltración marca de la casa se mezclan con el espectáculo bélico propio de grandiosos títulos de otros géneros como Call of Duty o Battlefield. Sam Fischer regresa a la acción dejando atrás dramas personales y familiares para hacer lo que mejor se le da: la operaciones encubiertas. La guerra contra el terror que Estados Unidos libra por medio mundo está generando mucho enemigos a la Casa Blanca. Una organización terrorista ha decidido lanzar una gran ofensiva contra intereses norteamericanos por todo el mundo. Una guerra secreta con el toque Tom Clancy que tanto me gusta, y que a estas alturas, resulta casi como ver la CNN.

Cada semana Estados Unidos sufrirá un ataque perpetrado por esta misteriosa organización, y sólo Fisher y un grupo de operaciones especiales pueden detenerlos. Carta blanca y presupuesto casi ilimitado para esta aventura  que se ha convertido en uno de mis juegos preferidos del verano. Un título que mejora y depura el modo de juego de la saga y que incluye innovaciones de lo más interesantes.
La mecánica es sencilla: Fisher debe realizar distintas misiones por todo el mundo. La clave es realizarlas de la manera más limpia y segura. Infiltrarse, localizar el objetivo, terminar la misión y regresar sano y salvo sin haber sido detectado. Realizar estas misiones de manera perfecta no será fácil. Pero ahí está el reto de Splinter Cell Blacklist. Pasarse un buen rato agazapado tras una roca memorizando las rutinas de los centinelas, no dejar ni un sólo rastro y moverse por las sombras serán los ingredientes con los que aderezarás las ingentes dosis de paciencia necesarias. Ser un hombre invisible profesional no es fácil. Eso no significa, ni por asomo que el juego sea aburrido. A la tensión a ser descubierto en cualquier momento hay que sumarle la emoción adrenalínica que supone cometer un error fatal y tener a todo un ejército enemigo sobre ti.
Para ayudarte a alcanzar el éxito tendrás a tu disposición un montón de gadgets de última generación. Todos cacharritos de los más interesantes, pero en mi experiencia, nada como andarte con cuidadidito y no ir a lo loco. En la mayoría de ocasiones la mejor opción es pasar de largo, como si nunca hubieras estado ahí, en lugar de evitar cualquier tipo de enfrentamiento. Si te pegaban en el instituto sabrás de lo que estoy hablando.

 

Si el juego en sí es entretenido, el sistema entre partidas enriquece todavía más la experiiencia. Desde tu base móvil a bordo de un enorme avión espía modificado podrás seleccionar las distintas misiones que componen la trama central de la historia, y además, elegir misiones opcionales que te perminitirán ganar fondos para mejorar tu equipamiento. Estas misiones podrás realizarlas en solitario  en modo cooperativo, y te advierto que son más adicitivas que una bolsa de pipas. Mejorar tus propios records y tratar de hacer al puntuación perfecta ha sido de uno de los mejores entretenimientos de este verano.
Las mejoras que podrás realizar a tu equipo van desde el tipo de calzado a distintos componentes de tus armas, así como mejoras en la base móvil. Así mejorarás tus capacidades de infiltración, tus habilidades de combate o la eficiencia de la información táctica en tiempo real durante las misiones.

 

Técnicamente es juego es impecable. Se nota que es un título que se ha desarrollado con las nuevas consolas en mente. En la versión de PS3, a pesar de alguna bajada de frame rate ocasional, el juego tiene un aspecto impecable. Personalmente puedo decir que éste es el Splinter Cell que siempre quise jugar. Si eres un fan de la acción táctica y la infiltración, seguramente no vas a encontrar un juego mejor hasta el lanzamiento de Metal Gear V, y para eso todavía queda bastante. Yo estoy deseando poder probar este Splinter Cell Blacklist con toda la potencias de Playstation 4 y XBox One. Mientras llega ese momento, voy a seguir dando caña a cierta misión que se me está atascando… Hay un francotirador parapetado en lo alto de un edificio que me está haciendo la vida (virtual) imposible…

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

1 comentario en Splinter Cell Blacklist: El regreso del Hombre Invisible

  1. Para mí el cambio de rumbo que dieron en la entrega anterior le sentó de maravilla y con éste lo han bordado. Jugué la primera y la segunda parte en gamecube y me encantó, pero a partir de ahí ya empezó a ser más de lo mismo. Muy bueno este último.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*