The Handmaid’s Tale: En el momento oportuno

The Handmaids Tale- Hulu-El cuento de la criada serie basada en la novela de Margaret Atwood

 The Handmaid’s Tale (El Cuento de la Criada) es la serie que ha marcado un antes y un después para  Hulu. Sí, aunque ni siquiera haya acabado la primera temporada, el fenómeno es real.  Con toda probabilidad tú ya estás enganchado a esta  serie basada en la novela de ciencia ficción, de mismo nombre, de la prolífica Margaret Atwood.

Por Javi Jiménez.

Zeitgeist: el espíritu o ambiente que define un particular período de la historia como ha sido mostrado por las ideas y las creencias de la época.

 

Utilizando las herramientas de la ciencia ficción distópica The Handmaid’s Tale está profundizando de algunos de los temas más relevantes para nuestro tiempo. Si hay algo de lo que hemos estado hablando últimamente ha sido del auge de los movimientos populistas de derechas (muchos herederos directos del fascimo) y feminismo. Parece mentira que el momento en el que el feminismo está cogiendo un peso tan importante (y por el bien de todos esperemos que se quede por mucho tiempo) una contrapartida radical con los que son diferentes ( Trump, Le Pen, Theresa May) también esté en auge. Si en un caso queremos que las ideas acaben permeando y siendo una parte estructural de nuestra sociedad global, las otras (discriminación en base de raza, origen, procedencia, orientación sexual o religión) preferimos que se vayan por donde han venido.

The Handmaid's Tale - Serie Hulu

Parece que estamos en ese momento de la historia en el que potencialmente puede pasar cualquier cosa. Seguir progresando o caer en las tinieblas. Los 6 episodios que hemos podido ver hasta el momento, siete en la semana en la que se publica este artículo, nos han mostrado la versión distópica del peor escenario posible. De como el Estados Unidos moderno puede de un día para otro convertirse en un régimen integrista religioso que rebaje los derechos de una mujer a niveles del ganado. La excusa del miedo que vienen utilizando gobiernos de manera alarmantemente efectiva desde que existió un “nosotros” y un “ellos”; en los Estados Unidos después de un atentado terrorista que deja estériles a la mayoría de las mujeres, consigue que un grupo religioso judeocristiano consiga llevar a cabo con éxito un golpe de estado.

Ver The Handmaid’s Tale como una alternativa posible es ciertamente fatalista e ideal para sumirse en la paranoia. No nos ayuda a evitar estos pensamientos precisamente que la mayor parte de las cosas terribles que vemos en la serie han ocurrido en algún momento y lugar de nuestra historia. Tampoco ayuda que en los propios USA existan movimientos religiosos que deciden crear sus propios ghettos basados en la fe para vivir en comunidades según preceptos que tienden a la exclusión y no hacia el reconocimiento de la igualdad entre personas de distintas razas, sexos, religiones y tendencias sexuales.

The Handmaid's Tale - Serie Hulu

Religión, fascismo, fertilidad y concepción de la mujer se dan la mano en el testimonio de una de las criadas, Offred ( interpretada por Elisabeth Moss). Su vida se ha visto reducida a ser una madre de alquiler forzoso para una de las familias dominantes. Un relato intimista en él que nos centramos en la situación emocional de Offred, que de manera potentísima consigue conectar con el espectador.

Aunque sea un relato en primera persona consigue pasar de lo particular a lo general con facilidad. Cada uno de los capítulos de The Handmaid’s Tale tiene multitud de situaciones crudas, que vemos desde el pellejo de Offred y que sin ninguna dificultad trasladamos a las proporciones del estado distópico que nos presenta la serie. Sí,  esta es la ciencia ficción que a mí me gusta. Aunque llamarla ciencia ficción parece que la dota de una frialdad espacial, adjetivo que contrasta fuertemente con la intensidad emocional de la serie. La intensidad emocional del relato consigue canalizarse perfectamente en un apartado visual impecable y ciertamente impactante con unas imágenes capaces de estremecer al más duro.

Esta no es una de esas series de las que sales con ganas de poner el siguiente capítulo de inmediato. El agotamiento emocional que provoca cada uno de los capítulo es palpable.  No estamos ante uno de esos casos en los que un material con tanto contenido “sensible” es descafeinado y desinfectado. Este es un terrible relato y así lo vivimos con la protagonista. ¿Por qué nos afecta tanto? Quizás el mayor acierto de la serie es ser capaz de anclarse al presente con flashbacks emplazados en la época actual, trazando así la línea entre nuestra sociedad “moderna” y los Estados Unidos de la serie. No solo capturando los hechos que llevaron al cambio, si no encadenando el zeitgeist actual con ese en un tren de pensamiento completamente racional. La serie encadena el machismo actual, más o menos sutil, que hoy reconocemos como vicios y despreciamos y lo vemos crecer hasta llevarlo a las últimas consecuencias, construyendo una ficción aterradoramente plausible.

A pesar de todo ello, estamos ante una serie de ficción no un documental de denuncia. Mientras que los temas están a flor de piel, también acierta a nivel narrativo. El pulso de la serie te mantiene en tensión durante cada capítulo, la trama avanza con buen pulso, mostrando poco a poco el mundo de The Handmaid’s Tale y desarrollando la situación de Offred, estableciendo al personaje e insertando una trama interesante que nos hace volver al siguiente episodio con ganas de saber qué pasará.

A todos los niveles, The Handmaid’s tale es una de las series que hay que ver. Más fácil ahora que nunca pues se estrena nuevo episodio cada miércoles en HBO España. Ya está confirmada una segunda temporada, a pesar de que en la primera iban a adaptar completamente la novela, mientras sigan dando más de esto por favor, que no paren.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

 

Acerca de Javier Jimenez 181 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. ¿MOLA O NO MOLA? Vol. LXI - La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*