The Martian, La novela de Andy Weir que se convertirá en blockbuster

La novela de ciencia ficción dura que jamás pensarías que hollywood tuviera los cocos para adaptar al cine.

Por Javi Jiménez

Andy Weir es un escritor americano algo friki (a fin de cuentas es también programador) que decidió en 2011 autopublicarse una novela titulada The Martian . La jugada le salió bien y el libro acumuló fans en la red. La editorial Crown Publishing como un lobo que huele a la presa herida, en este caso en forma de billetacos verdes, decidió comprar los derechos de publicación y relanzar el libro en 2014. Por su parte los estudios de cine Twenty Century Fox, otro de los grandes depredadores culturales olfateo también el olor del dinero y en 2014 nada menos que Ridley Scott ya estaba en negociaciones para llevar a cabo la película protagonizada por Matt Damon que se estrenará el 2 de octubre en EEUU y a mediados de noviembre en España.

En nuestro país además de tocarnos esperar a la peli, también llevan un guirigay de traca con el libro al que le han cambiado de nombre dos veces y mira que es fácil la traducción literal pero podremos encontrarlo bajo el nombre de Marte: Operación Rescate o la nueva traducción más minimalista: Marte.

Sin embargo, estoy casi seguro de que cualquier edición contará la misma historia: Mark Watney es el astronauta  ingeniero mecánico/botánico que forma parte de la misión Ares 3, una misión espacial tripulada cuyo objetivo es viajar a Marte para pasar un mes realizando experimentos en la superficie del planeta. Desgraciadamente, a los pocos días de establecer el campamento base una fuerte tormenta de arena obliga a la expedición a regresar… Sin Mark contándose entre ellos.

Esta es la historia de supervivencia en las condiciones más extremas del mundo, porque directamente está en uno donde el ser humano no está pensado para si quiera respirar. ¿Serán capaces salvar a Mark? ¿Será él capaz de sobrevivir con los recursos que la expedición llevaba para una corta estancia durante largo tiempo? Esas respuestas deberá están exclusivamente en la mano de Mark pues está completamente solo a cientos de miles de kilómetros del ser humano más cercano.

El estilo que elige Andy Weir para contar esta historia es quizás el menos comercial: la ciencia ficción dura. Esto significa que la novela tenderá a ser lo más científicamente exacta posible, tanto en la ambientación en Marte, el equipamiento de la NASA que Mark utiliza así como todas las técnicas de las que se servirá el astronauta para sobrevivir. Aunque para ello lleguemos al punto de ver escritas las cuentas y fórmulas que Mark utiliza a lo largo del libro de forma explícita. Para ello el autor ha realizado un minucioso trabajo de investigación en todas las áreas científicas que se tocan durante la novela, eso se nota y dota de mucho más realismo a la narración. Y eso a los que somos un poco frikis del mundo de la exploración espacial nos encanta.

Pero, un momento. Si tan duro es, ¿cómo ha cautivado a tanta gente? Sencillamente porque la historia a pesar de lo detallada en el apartado científico es un thriller trepidante, más incluso que la misión del Curiosity. Mark Watney es una astronauta que con sus chistes de Aquaman y su carisma nerd-friendly rápidamente consigue que empaticemos con él y las pruebas que se suceden a lo largo del libro, a vida o muerte como debe de ser, consiguen que el ritmo no pare ni un segundo y te lleven de página en página conteniendo la respiración.

La historia funciona muy bien a muchos niveles aunque se echa de menos profundizar en el único aspecto que no aparece durante el libro: los sentimientos de Mark. Al personaje no le afecta psicológicamente hablando de ninguna manera que se haya quedado solo en Marte con unas perspectivas de supervivencia cercanas a la nulidad más absoluta. Está claro que los astronautas no son tipos normales en absoluto sino una clase de superhombre muy especial pero el temple de Mark le eleva al nivel del Dr. Manhattan.

Pero por otra parte, al carecer la novela de esta pretensión consigue cumplir con creces en la de crear una novela de aventuras altamente entretenida y por qué no, instructiva que yo al menos he disfrutado como un enano durante lo poco que duró entre mis manos. Desde luego una lectura más que recomendable si te atrae la temática o incluso si no te da miedo meterte con algún término técnico y quieres disfrutar la lectura.

Arena de otro costal será la adaptación cinematográfica que a pesar de que la propia novela tiene momentos hechos para ser representados en el celuloide, es difícil que el tono de la novela se conserve y más difícil todavía hacer que las pretensiones comercialoides no la conviertan en una montaña de clichés. Ya desde el tráiler (que me ha puesto los pelos de punta solo de recordar la historia) se prevén cambios que ya veremos si funcionan. Eso sí, manteneos lejos del material promocional si queréis una experiencia 100% libre de spoilers.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Facebook y Twitter.

Acerca de Javier Jimenez 177 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*