The Massive: futuro incierto, calma chicha

Otra historia de futuro apocalíptico, con desastres naturales, sociedades en decadencia y relajación moral. Pero en esta ocasión, toca bailar lento.

Por Chema Mansilla

image_galleryBrian Wood se está convirtiendo en un guionista de moda. Por un lado, está haciendo un trabajo fantástico con franquicias como Conan o Star Wars. Incluso su aporte a The X-Men es interesante. Pero donde destaca este guionista es en sus series de creación propia. Demostró muy buen hacer y una voz propia (algo fundamental y muy escaso estos días) con DMZ, y sigue curtiéndose con series como THE MASSIVE. No sé a dónde va a llegar Wood como guionista, pero quiero acompañarle.

The Massive es una historia en un futuro post-cataclísmo no muy lejano. Parece que es la moda: The Walking Dead, The Last of Us, Falling Skies… Como siempre que se vivie un periodo de crisis, parece que este género aflora para recordarnos que podría ser peor. Pero The Massive es una historia con un enfoque muy personal. No se recrea en la miseria humana. No es una historia trepidante con sustos, criaturas terribles, aliens ni nada especialmente rebuscado (de momento). Es algo más simple, pero no por ello menos aterrador. Durante un año, la tierra sufre una serie de cataclismos naturales. Nada que no podamos ver mañana mismo en un telediario: tsunamis, terremotos, cambios climáticos, erupciones volcánicas y algún que otro incidente termo-nuclear de nuestra propia cosecha, para aderezar la mezcla. Las repercusiones sociales, políticas y económicas son rápidas y severas. Ciudades que desaparecen bajo las aguas, gobiernos que desaparecen, hambrunas y conflictos. Igualito a cuando el Real Madrid sustituye a su entrenador. Como digo, nada que no pueda esperanos a la vuelta la esquina para saltar a las portadas de los periódicos. Si es que para entonces se siguen editando periódicos.

Esta situación no es más que el fondo sobre el que se desarrolla una trama, que aviso ya, es lenta. Muy lenta. Lectores impacientes, abstenerse. El tomo que publica en España Panini cómics recopila los seis primeros número de la serie y dos especiales que explican el origen de los protagonistas de la historia. En todo ese tomo de 176 páginas apenas pasa nada.
como protagonista tenemos a un soldado de fortuna que decide retirarse del mundo de la “seguridad” privada para emprender una lucha ecologista allí donde Green Peace traza la línea: La Novena Ola va un poco más. El grupo se involucra en muchas acciones polémicas y mantiene una relación bastante conflictiva con diferentes países y multinacionales. Su defensa, pacífica pero conflictiva de las fuentes de recursos nacionales, y su papel como fuerza de pa,z pone en muy mala situación los intereses económicos y políticos de grandes nombres de la finanzas mundiales. La gente con la que uno no debería meterse.
Tras los terribles incidentes naturales que cambian el status quo mundial, los protagonistas se encuentran en una barco lleno de voluntarios, con recursos limitados y menguantes, en busca de THE MASSIVE, el barco insignia de Novena Ola, desaparecido en el mar de Siberia. Eso, y muy poco más, es lo que se cuenta en esas 176 páginas de viñetas dibujadas por un Garry Brown espléndido que hace de esta serie de Dark Horse un título que fácilmente podría pasar por una serie del sello Vertigo en su mejor momento. Hay que destacar también el buen trabajo de Dave Steward, uno de los mejores coloristas del mundo del cómic.

DHP2-8-The-Massive-PG-0203-FNL

¿Te quejas de que Bendis se toma muchas páginas para narrar cosas sin importancia?, ¿eres de los que buscan acción página tras página? Pues esta no es tu serie. Este es un cómic en lo que sale gente hablando. Hablando mucho. De vez en cuando encuentras con un momento de gran impacto. Pero básicamente se trata de gente en un barco hablando sobre qué van a hacer el resto de su vida, ahora que el mundo ha cambiado tanto, y tal vez para siempre.

Aunque me ha encantado la premisa y creo que el enfoque es de lo más interesante, creo que The Massive se recrea de manera un tanto gratuita en situaciones un tanto reiterativas a lo largo de este primer tomo. Creo que en menos de 200 páginas me han contado, al menos, tres veces el origen del protagonista. Es algo que me frustra, porque estoy deseando saber cómo va a evolucionar la historia, pero página tras página me encuentro momentos un tanto reiterativos, que aunque sirven para recalcar el ritmo lento de la historia, creo que lastran ligeramente la narrativa. Así que mis sentimientos son un tanto conflictivos. Por ejemplo, hay una historia, anecdótica (por el momento) que simplemente sirve para reforzar ligeramente el carácter de un par de personajes, que parte de una idea estupenda, y que está llena de diálogos inteligentes y bien integrados. Pero la falta de repercusión con el resto de la historia (hasta el momento, a sabe si esa anécdota tiene ramificaciones posteriores en la serie) le hace perder fuerza. Se trata de un dos miembros del equipo en busca de una fuente de agua potable en una estación polar abandonada. Mola la idea, tiene algo de chicha, pero realmente no pasa nada.

Yo estoy enganchado a la historia. quiero seguir leyendo THE MASSIVE, pero si éste va a ser el ritmo narrativo de la serie, y tengo que esperar a la publicación de cada nuevo tomo para seguir la historia, creo que terminaré desenganchándome. Y como eso es algo que no quiero, he tomado la decisión de ir comprando THE MASSIVE y acumularlos en una estantería hata que termine su publicación, para así poder leerla historia entera de un tirón.

¿Es THE MASSIVE un buen cómic? Creo que lo es. O que lo puede ser si sigue evolucionando de esta manera. Pero es una lectura que sin grandes excentricidades, parece dirigida a un publico minoritario, que sea capaz de aguantar su ritmo narrativo. Un buen cómic que no es para todo tipo de lectores, ¿sigue siendo un buen cómic?

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles

¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*