¿Tienes 10 minutos? ¡Todavía puedes ver series!

¿Qué seria la vida sin los pequeños placeres? No todo va a ser arrastrase agonizante entre la tortura de la existencia. El día a día puede hacersenos cuesta arriba, así que ¿qué mejor forma de apagar el cerebro de lo cotidiano y encender la imaginación como una supernova en un agujero negro?  Hoy os traemos un par de series animadas, que no llegan a los 10 minutos y que serán tu pequeña  dósis de LSD.*

Por Javi Jiménez

Supongo que muchos estariais esperando que aquí apareciera la demencial Hora de Aventuras o la extrañamente mediática My Little Pony: Friendship is Magic, dado que la primera es extramadamente famosa y creo que no queda nada por decir, y que la segunda no cumple la condición de la duración (aunque con creces la del LSD) , os traigo mi propuesta personal, series que seguramente hayáis oido hablar pero que todavía no conocéis, para poner remedio a esta bochornosa situación, hoy os presento a Regular Show y Robot Chicken.

Regular Show, que como bien indican con una coletilla “Is all but” (Es todo menos). Es una serie de capítulos de historias autoconclusivas de 10 minutos que comenzó a emitirse en Cartoon Network en septiembre de 2010. ¿La propuesta? Mordecai y Rigby, una urraca azul y un mapache respectivamente, son unos colegas veinteañeros que trabajan en un parque haciendo chapucillas para una máquina exprendedora de caramelos, junto con un gorila blanco, high-five-ghost (un fantasma del comecocos con una mano en la cabeza), una especie de Frankenstein enano y un tío con una cabeza que podría tener órbita propia. Pero como a buenos veinteañeros eso de currar no les va mucho, les va más pasarse el día jugando a videojuegos (clásicos y con sus texturas pixeladas), escuchando música, tomando pizza y lidiando con fenómenos paranormales espontáneos.

Para que os hagáis una idea estaríamos hablando de unos Beavis & Butthead descafeinados. Sí, todo apunta a que son dos colegas colgados y fumados, pero ¿qué ejemplo darían a los niños? Ya que la serie está orientada a un ambiguo “para todos los públicos” hace que ciertas cosas no puedan aparecer de forma explícita, aún así no impide que referencias o guiños solo entendibles por el público más ‘mayorzaco’ pueda tener un fondo adulto. Así que la serie bebe de sus padres nacidos en los 80. Muy destacables son las referencias a juegos de los 80 y principios de los 90, los juegos de rol, cómics,  la música es ochentera completamente y un largo etcétera. El tipo de humor que hace gala la serie va desde los gags físicos, el humor de trazo grueso, lo surrealista e incluso algún tinte chanante. Muchas de las tramas carecen por completo de lógica, de ese tipo de las que te hacen preguntarte que clase de sustancias utilizaron los guionistas para inspirarse, con muchos conceptos de serie B y de terror. Posesiones, demonios, ladrones de cuerpos… todo juntito  y compactado en 10 minutos que creo harán las delicias más de grandes que de pequeños. En España la serie ha llegado a Cartoon Network con el nombre de Historias Corrientes y ya se han emitido 99 episodios, ¡que el idioma no sea excusa!

 

Robot Chicken por su parte está explícitamente orientada al público adulto. La  serie en stop-motion de Seth Greeen y Matthew Senreich cuenta ya con seis temporadas emitidas en Adult Swim, el reconocimiento de público y crítica con su aclamado especial de Star Wars (que debéis ver si o si) y una buena salud increíble. La idea del show es ofrecernos 10 minutos de pequeños esketches en stop-motion parodiando franquicias famosas, cualquier referente de la cultura pop, la actualidad o simplemente explotando el momento álgido de algún guionista. Todo ello protagonizado por simpáticos muñecos, marionetas y figuras de acción.

Atención, si te ofende que profanen salvajemente tus personajes favoritos: huye de esta serie. Es un consejo de amigo. Toda ella es humor de trazo grueso, negro como el carbón, surrealista en algunas ocasiones, salvaje en otras y a veces una mezcla que bebe de todos. No hay personaje que se aparezca por el show que se salve, desde Alvin y las Ardillas hasta Skeletor.  Tal y como yo lo veo todo lo que aparece en esta serie podría haber salido de esas conversaciones con los colegas frikardos que comienzan con un “Os imagináis que…” o el típico comentario graciosete en medio de la sesión de cine con esos mismos colegas. Y eso es lo que nos ofrece Robot Chicken.

En la serie  tendremos esas situaciones sin medias tintas, sexo explícito (bueno, todo lo explícito que pueda ser con muñecos sin sexo) , violencia, drogas… Incluso a mi me parece increíble que se deje emitir en la televisión americana, supongo que habrá que agradecérselo a que esté protagonizado por simpáticos monigotes y que todo el set desprende un encantador aroma a cutre  ha tenido la suerte de pasar bajo la atenta mirada del ojo censor.  Disfrutadla mientras podáis, nunca se sabe cuando una organización de madres y padres exaltados pueden organizar una campaña para apartarla de los inocentes ojos de sus niños.  Desgraciadamente esta serie no ha llegado a cruzar el charco, así que solo podéis verla en su versión original.

Ambas series son encantadoras a su manera, os invito a que os toméis un respiro de la vida (el tan preciado momento kit-kat) y que no dudéis en darle al play  y desconectad del gris mundo real por diez minutos, vuestra salud mental lo agradecerá.

*Metafórico, servidor no conoce los efectos de dicha droga en sus propias carnes. Las autoridades sanitarias y las Cabezas Cortadas desaconsejamos su uso, utilizando como reemplazo series, cómics, películas y libros. Al final es más barato y se flipa igual.

Sigue a Javi Jiménez en Twitter en @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 183 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

5 comentarios en ¿Tienes 10 minutos? ¡Todavía puedes ver series!

  1. Solo os valen las de dibujos?

    Porque adult swim tiene muchas series de 5-10 mins como childrens hospital y ntsf:sd:suv que son las que veo yo.

    Pero aparte robot chicken muy buena y regular show la tengo pendiente en mi cola de netflix

    • Por supuesto que no solo valen de dibujos! He empezado por estas dos porque eran las que más conocía y además tenían ciertos puntos en común. Me interesa mucho el tipo de formato este, así que no descarto que haya una segunda entrega ;)

  2. Pues hablando de dibujos, a mi me flipa “El asombroso mundo de Gumball”, que mezcla animación tradicional, stop motion, 3D y escenarios reales. Tal vez los argumentos sean más infantiles, pero es un gustazo para la vista.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. DR. HORRIBLE SINGS ALONE BLOG: pero qué tontería tan divertida | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*