Toundra: IV. Álbum y concierto de presentación en Valencia

¿Puede colocarse una banda de rock instrumental entre lo más escuchado de nuestro país? Puede, son Toundra presentando IV

Por Javi Jiménez

No es la primera vez que pasan por la Isla este conjunto madrileño de post-rock instrumental (o cualesquiera etiqueta que la crítica seria quiera colocarles), hemos disfrutado de sus conciertos y de sus discos y os los hemos hecho llegar, y en esta ocasión no iba a ser menos.

toundra-banda-iv-cuatro-four-portada-disco-musica-post-rock

IV llegó a finales de enero sorprendentemente tras I (maquetas), II y III. Toundra se resiste a poner un título de más de tres caracteres a sus discos. A pesar de que dejaran el sello Aloud por uno más interancional como Superball Music, ya desde la caja podemos ver que se conserva la esencia de la banda. Hay que ver lo disfrutable que es el packaging, ¡y lo importante que es!  En una banda donde no hay letras, construir una personalidad propia, requiere algo más de ayuda que un sonido característico. Toundra lleva muy en serio este aspecto de sus discos, gracias a la artista Chelsea Greene Lewyta, que colaboró con ellos en otras ocasiones, consiguen transmitir muy bien una imagen propia amén de daler personalidad a su música.  Si la versión CD ya da gustito, no me quiero imaginar el que abra un vinilo.

¿Y qué hay dentro? Pues ocho temas de post-rock, que suenan magníficamente en su conjunto. No son canciones sueltas, esto es un álbum y cada tema cumple su papel en la historia musical que nos quieren contar. Un trabajo bien cuidado y que  sin embargo, no puedo evitar compararlo el repertorio anterior. Sí, el sonido de IV se mantiene en la misma línea de la banda, sin embargo da la sensación que  IV suena mucho más melódico que los trabajos anteriores.  Mientras que II y III eran una caja de truenos, este más bien es una catarata, estruendosa en unas ocasiones y armoniosa en otras.  No son para nada malos temas, quizás se echa en falta un poco de esa energía cruda que parece emanar de los temas antiguos.  Que sin embargo podemos encontrar en temas como Qarqom y Kitsune y que en general a partir de Lluvia podemos volver a encontrar.

Toundra Concierto Valencia
Momentazo acústico

Como con cualquier banda, no todo se debe quedar en el estudio. Poner en práctica los temas es vita.  Y aquí muchachos, Toundra se sale.  No había que pensárselo demasiado, la minigira de presentación pasaba por Valencia y esos packs de CD + Entrada estaban de lujo (aunque en España ya no sea fácil ni dar un concierto ni sacar un CD a un precio asequible, todavía quedan reductos). Así que tras un cambio a última hora en la localización, nos metimos en la Sala Noise para ver como se las gastaban con el nuevo disco.

Our Next Movement abriendo el concierto

Para calentar al bastante numeroso público, considerando que la última vez que vi a Toundra por estas tierras apenas llenaron una pequeña sala, pero que no llegaba a los niveles de Barcelona o Madrid donde llenaron hasta las banderas; teníamos a los locales Our Next Movement, ex-compañeros del sello Aloud.  Muy bien escogido para abrir, con un sonido en la onda del grupo principal y que no deberíais perderles la pista. Están haciendo buenos temas y los están llevado al escenario muy bien, sin ninguna timidez y cumpliendo como las bandas grandes.  Así que con muy buen sabor de boca, tocaba hacer hueco al plato fuerte de la noche.

Comenzó a sonar el tema de apertura del nuevo disco, Strelka mientras los miembros de la banda salían a escena.  Visiblemente muy contentos y no es para menos tras ver el recibimiento que tuvo la banda en Barcelona y Madrid apenas unos días antes. Desde el primer momento,  se entregaron totalmente a un público que estaba entre el frío y el  tibio. No voy a juzgar a nadie por la forma de disfrutar la música, pero que con temazos de la potencia decibélica de Cielo Negro o Bizancio no se vea ni un tímido acompañamiento craneal,  me parece más que curioso.

Anécdotas a parte, en el concierto mezclaron temas de todos sus trabajos y para la ocasión contaron con la participación de músicos extra para los arreglos de cuerda y viento, como por ejemplo para el tema Viesca. La sala parecía no tener el sonido perfecto, sobre todo con la incorporación de músicos acústicos que a mi (quizás por mi posición o un estado prematuro de sordera) me pareció que en ocasiones no se escuchaban lo suficiente. Matices a parte, Toundra lo dió completamente todo. Se nota que  no es lo mismo escuchar el disco que escuchar el directo, las canciones del nuevo disco recuperaban más garra y mordían como el Kitsune que ilustra IV . Y las viejas me confirmaron que III me pone los pelos de punta.

 

Tras un bis donde tocaron Bizancio y Oro Rojo y nos dejaron los pelos como escarpias,  volvió el silencio y confirmó mis grandes expectativas de la banda. Viéndoles encima del escenario se merecen estar donde están.

Ustedes gentes de bien, si les place pueden pasarse por cualquiera de sus conciertos que seguro realizarán para presentar el disco por toda la península (y parte de Europa) que no van a salir defraudados. Si vas a ver post rock instrumental que te ponga la carne de gallina: eso tendrán.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 183 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*