Trillium: Historia de amor (a)Temporal

El amor es complejo. Cuando sientes un flechazo con alguien que vivió hace mil años en un planeta a toda una vida de ti, las cosas no pueden si no ponerse más interesantes todavía.

Por Javier Jiménez

Cuando DC anunció una nueva remesa de títulos para Vertigo en los participaban algunos de los autores estrella del Universo DC tradicional, una serie de ciencia ficción por nada menos que Jeff Lemire y José Villarrubia tenia toda la pinta de convertirse en una lectura obligatoria.

trillium_ecc_ediciones_comics_ciencia_ficcion_vertigo_jeff Lemire_Jose Villarrubia_septiembre_portada_reseña_review_critica_opinion_mola_cabezas cortadas_web_friki_cultura_underground_blog

Jeff Lemire se convirtió en uno de mis autores favoritos tras leer su etapa en Animal Man en los Nuevos 52, si se me permite decirlo, una de las mejores colecciones de esa primera hornada. El muchacho parecia tener ideas y estar dispuesto a desarrollarlas sobre el papel, viniendo del panorama independiente con series como Sweet Tooth o Essex Country (nominada a los Eisner y que tengo añadida a mi lista de pendientes), Jeff consiguió en poco tiempo ser uno de los hombres más atareados de DC (Liga de la Justicia Oscura, Green Arrow), ganándose un puesto importante dentro de la editorial. Así que cuando a gente como Scott Snyder le cayó un proyecto como The Wake en el sello Vertigo, estaba cantado que Lemire iba a tener algo que decir, además si contaba con su compañero de aventura en Sweet Tooth José Villarubia.

Así hasta que llegó hasta nuestras manos Trillium, una mini serie de ocho números terminada de publicar en EE.UU en abril de este año y que ECC Ediciones sacó el pasado septiembre en tomo.

Trillium nos lleva hasta un futuro distópico donde la raza humana se ve condenada a vagar por el universo tratando de escapar de un virus inteligente, la cuña, que amenaza con destruir hasta el último ser humano del mundo. Nika es una de las supervivientes y en sus hombros recae la última esperanza de toda la humanidad: una florecilla llamada Trillium parece ser la única arma contra la cuña. Una lástima que la mayor concentración de la galaxia esté en manos de una raza extratterestre de un bonito tono azul, pero bastante mal encarados con los extranjeros. Nika es la encargada de negociar con ellos para conseguir las flores, una batalla suficientemente difícil sin tener en cuenta que ¡la cuña se acerca a gran velocidad al planeta!

Muy, muy lejos de allí hace mucho, mucho tiempo William Pike, un veterano de la I Guerra Mundial, con graves secuelas  psicológicas se ha embarcado en una aventura a través de la selva peruana buscando los templos perdidos de los Incas. Cómo ambos mundos confluirán, es mejor que lo descubráis vosotros.

Viene Trillium y se empeña en hacer buena ciencia ficción. Cuando yo ya decía que la línea Vertigo estaba agotada, viene y me tapa la boca. Trillium mezcla casi perfectamente una historia amorosa con una ciencia ficción de calidad. El Universo que construye para esta historia Jeff Lemire, es increíblemente rico para una saga de ocho episodios, la estética y la mitologia tienen ese aire clásico, pero con sabor refrescante que tanto gusta. Esos uniformes con el clásico casco pecera y el naranja 2001, son tan monos…

Pero claro, los personajes que en ella habitan lo merecen, los ocho números se centran completamente en desarrollar a los dos protagonistas, Nika y William, y los elementos de su universo cercano que mejor los definen. Esto hace posible que cuando entra el componente amoroso, como lector me pueda sentir involucrado con la relación y de verdad quiera que ambos acaben juntos comiendo perdices. Este desarrollo hace que cierto recurso narrativo que se utiliza hacia la mitad del tomo funcione tan bien. (Si queréis saber a lo que me refiero tendréis que leerlo porque son ¡SPOILERS!) .

Jeff a la hora de tomar referentes mira a Arthur C Clarke, Moebius y Saga; elementos que se notan por toda la historia, que acaba siendo casi perfectamente redonda. El espacio del tomo está muy bien aprovechado, aunque igual alguno acusa un poco el alargamiento hacia la mitad, lo que es cierto es que en menos no se podría contar tanto. Esto no es un tomo recopilatorio de una colección, es una novela gráfica y se nota. Ojo que el tomo engaña, parece que es bien finito, pero tiene bastante más donde rascar de lo que aparenta.

El dibujo de José Villarrubia ( CORECCIÓN debido a la incompetencia de este redactor, he situado como dibujante de la obra a José Villarrubia, cuando él es el encargado del color. El dibujo es de Jeff. Le debemos más de una disculpa a José) creo que va a ser el punto de la discordia, no porque no esté perfectamente cuidado, solo tenéis que ver las portadas para comprobarlo,    ni que falle en algún aspecto, sino por el estilo de José. Personalmente, aunque su estilo al principio no me entrara por los ojos, según te acostumbras,  es dificil no apreciar los detalles y la forma con la que maneja la narración, al terminar estarás mirando viñetas mucho después de haber terminado el diálogo.

Comics de ciencia ficción autoconclusivos a este nivel, creo que ahora mismo hay pocos con los que saciar tu apetito comiquero. Si disfrutaste de otros cómics como Prophet o sueles seguir las recomendaciones de la Isla, no te va a decepcionar. Una obra de notable alto.

 

Acerca de Javier Jimenez 179 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

4 comentarios en Trillium: Historia de amor (a)Temporal

  1. Creo que cuando dices : “El dibujo de José Villarrubia creo que va a ser el punto de la discordia, no porque no esté perfectamente cuidado, solo tenéis que ver las portadas para comprobarlo, ni que falle en algún aspecto, sino por el estilo de José. ” te estas refiriendo a Jeff.

    Jose Villarrubia

    • Muy cierto. No me fijé bien. Lamento mucho las molestias. Procedo a corregirlo, sin embargo el punto que quería hacer es el mismo. El dibujo está muy bien aunque no sea del estilo convencional del cómic americano, como por ejemplo el de supers.

      Gracias por pasarte y tomarte la molestia en contactar con nosotros.

      ¡Un saludo!

      • De nada, pero creo que aun no me entiendes… yo no dibuje nada. Solo hice parte del color. Todos los dibujos son de Jeff (y efectivamente las portadas están coloreadas por el)…

        • La leche! Si que me he lucido yo con esta entrada… Esto pasa por no fijarme bien en las cosas… Una vez más disculpas. Siento el malentendido. Procedo a corregirlo, esta vez espero dejarlo todo correcto.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. El Resurgir: Scott Snyder ha visto Waterworld | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*