VIKINGS: Di “kveðja” a esta nueva serie

Wikipedia dice que “kveðja” es como los antiguos nórdicos decían “saludos”. Es bueno saberlo porque History Channel te propone un viaje a aquellos tiempos salvajes. ¿Aceptas el billete? Te recomiendo que sí.

Por Patri Tezanos.

vikings-640x347
“The storm is coming”. ¿Será una indirecta lanzada con veneno a esos “mariquitas” de los Stark y su “Winter is coming”?

“¿Una serie sobre vikingos de History Channel? Ya verás tú. Esto va a ser una recreación de estas cutronas estilo documental francés sobre los orígenes del Homo Sapiens…”

Así me asomé yo a Vikings, pero ya no pienso así. Todo lo contrario. Un capítulo bastó para ver que los de History Channel se habían preguntado “¿cómo puedo educar al público sin que se rían de mí?”.

Vikings es una muestra de que la historia es divertida, de que grandes historias se escribieron en el pasado y de que recuperarlas para contarlas con cierto presupuesto se vuelven capaces de enganchar al gran público. Muchas series han hecho ya gala de ello, han tomado como base un pedacito de la Historia Universal y la han reproducido de forma más o menos cierta, permitiéndose más licencias o menos, véanse Los Tudor, Los Borgia, Band of Brothers… Vikings nos lleva a la antigua península escandinava, a la era de los vikingos (nunca lo habríais adivinado, ¿verdad?) y nos pone delante de Ragnar, Ragnar el Vikingo o Ragnar el Bárbaro, como mejor lo conozcáis.

Este Ragnar es para los nórdicos como para nosotros Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador para los amigos, solo que con un estilo mucho más macarra y barriobajero. Un rey legendario (esto significa que los historiadores no están completamente seguros de su existencia) que dominó Suecia y Dinamarca allá por el 770 u 870 d.C. Tenía como obsesión ser hijo de Odín, el Zeus de los nórdicos, y profesaba cierto asco hacia los cultos allende sus tierras, concretamente hacia el Cristianismo.

La serie toma como punto de partida su rebelión encubierta contra el jarl de su territorio (sí, jarl en nórdico significa conde o duque, como en Skyrim) y su espíritu explorador que le llevó a echarse a la mar, empujado porque su destino se cruzó con una especie de brújula y la nuevamente famosa piedra solar de los vikingos (esa que la semana pasada un grupo de investigadores ha creído encontrar en las ruinas submarinas de un barco inglés). Cansado Ragnar de siempre saquear las mismas tierras del este, decide viajar al este con su grupo de convencidos subordinados. ¿A dónde les llevará esa travesía del Mar del Norte?

La serie se estrenó el 3 de Marzo y cuenta con tres capítulos emitidos. Los dos primeros me han bastado para engancharme a las aventuras que me quieran enseñar este grupo de desharrapados. Cuenta con el aval de fidelidad que supone History Channel, y como hija de quien es hija pone cierto hincapié en mostrar, además de la aventura, el modo de vida vikinga: su jerarquía, el papel de la mujer en su sociedad, algunos de sus ritos, costumbres, concepto del honor y de la justicia… Aunque alguna caracterización patina bajo nuestro modelo clásico de vikingo y algunas escenas, a mi juicio, lucen demasiado occidentalistas y peligrosamente modernas (véanse las escenas hogareñas y familiares) he decidido otorgarles el beneficio de la duda (no sé nada sobre la historia vikinga y sus modelos familiares), obviar esas escenas y centrarme en disfrutar de lo que más abunda: la aventura, la expedición, el misterio, la sorpresa, la leyenda…

No debes perdértela si echas de menos Juego de Tronos o disfrutas con los libros de fantasía medieval o con aventuras como Skyrim, aunque no se trate de fantasía en términos estrictos. Sin duda, un buen aperitivo para esta última semana antes del regreso de los Stark, los Lannister y el resto de la familia de Westeros este mismo 31 de Marzo.

Si te gustan las aventuras de este corte, estos vikingos van a arrancarte el corazón y a masticarlo para que formes parte de ellos y ellos de ti.

Así pues, Kveðja!

Sigue a Patri Tezanos en Twitter: @PatriTezanos

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*