Watch_Dogs: the cake is a lie (but it’s a cake)

No eres tú, soy yo. Watch:Dogs no es lo que nos prometieron, pero tampoco está tan mal…

Por Chema Mansilla

La culpa es nuestra. Vemos al E3, como todos los años. Nos sacan unos videos que nos ponen berracos. Nos pasamos dos años cabalgando a lomos del hype. Y cuando uno llega y mete el juego en su consola… Pues no, no es como en el E3. Así que nos dejamos llevar por el chasco y el despecho. Lloramos, pataleamos y trolleamos en la red porque el gran juego que esperábamos no es tan grande. Y eso es lo que nos ha pasado con Watch_Dogs. Pero ojito, que Watch_Dogs no es mal juego. Ni mucho menos. Sí, tiene algunos bugs de bulto, los cristales de toda la ciudad reflejan la nada, y cuando disparas al agua no salpica ni una gota. Vale. Pero tiene unas persecuciones impresionantes, la historia mola, y a pesar de ser un clon de GTA, incluye algunas mecánicas nuevas la mar de interesantes.

Somos injustos con Watch_Dogs. Nos creímos aquello que nos enseñaros y luego… Pues sí, el juego no es tan espectacular. Pero cumple con creces. La historia de venganza que presenta es interesante y engancha. El juego funciona bien e introduce novedades en el modo de juego que merecen la pena probar: convertir la ciudad en tu patio de juego hacker es la gran golosina de este nuevo título. Además te invita a protagonizar algunas de las mejores y más intensas persecuciones de coches que se han visto en años. De propina, te permite robarle el dinero de la nómina a gente a la que le acaban de diagnosticar leucemia. ¿Qué otro juego te permite eso?
Watch_Dogs ofrece un escenario abierto, detallado y muy interesante. No es el más grande, pero está lleno de localizaciones realmente logradas. Además está poblada por un gran número de “personajes no jugadores” (muchos de ellos expertos en la Guerra de Secesión) realmente convincentes. Los efectos climáticos también están bien logrados. Y el poder interactuar con diferentes elementos del escenario hackeándolos con tu teléfono, como decía antes, añade un elemento novedoso y divertido a las dinámicas de juego. Personalmente me he pasado horas (¡horas!) creando accidentes de tráfico masivos en el centro de la ciudad jugando con las luces de los semáforos, pro el simple disfrute de ver saltar las cosas por los aires. Es mi nuevo deporte “indoor” virtual preferido.
La acción también tiene un buen equilibrio en las misiones entre lo que es el “ir a saco” de toda la vida, aquí mi fusil, aquí mi pistola, y el acercarse a los objetivos de forma discreta: Plantar señuelos, trampas y explosivos, entrar y salir sin ser visto.

¿Cuál es el problema entonces con Watch_Dogs? Pues la verdad es que técnicamente, a lo mejor, se ha quedado algo justo. Y no sólo porque desde el E3 de 2013 los jugadores esperábamos la segunda venida de Cristo con chaquetón de cuero y gorra. También porque el juego había sido retrasado de su fecha original de lanzamiento para ser pulido. Y porque era la gran primera apuesta de Ubisoft por la nueva generación. Pero el resultado ha sido un juego que, sin ser malo en absoluto, tampoco ha sido para tanto. ¡Ah, maldito hype! En cualquier caso, Watch_Dogs mola. Es divertido y tiene grandes momentos. ¿Hay que pedir más? Ese es otro tema, en general, que afecta a la industria, no a este título en particular al que las expectativas creadas han hecho flaco favor…

Y pensar que dentro de una semana es el E3 de este año… ¡Qué ganas!

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*