WOLFESTEIN: The New Order

Bethesda recupera una de las franquicias más veterana de la historia de los videojuegos y nos lleva a un mundo donde los aliados perdieron la Segunda Guerra Mundial.

Por Chema Mansilla

Bethesda no hace juego malo. Incluso un título de “segunda fila” como puede ser Wolfestein, a la sombra de sagas como Fallout o Elder Scrolls, es un juego sobresaliente. Yo soy el primero en admitir que el regreso de la saga Wolfenstein me emocionaba poco o nada. Pero fue probar sus primero niveles y empezar a pensar que Machine Games había conseguido hacer un reinicio de la saga clásica que podría ser un éxito. En mi primer contacto, en un evento a puerta cerrada de Bethesda, no pude negar que Wolfenstein: The New Order era un shotter sólido y de calidad. Funcionaba bien, era divertido y atractivo. El juego nos metía de lleno en las trinhceras de la Segunda guerra Mundial, con Alemania ganando la guerra gracias a un poderío tecnológico imparable. Por un lado el juego tiene un toque “old school”, de esos de ir buscando paquetitos de salud y quedarte y sin munición, que empieza a ser necesario recuperar en este tipo de juegos. Por otro lado, tenía entre manos un juego que hacía de la ucronía su estandarte. Y es que a mí las ucronías me gustan una barbaridad. Así que de primeras, el juego me gustó.

Pero ahora, con el juego terminado, tengo que decir que me encanta. Lo visto en la presentación no era más que la superficie. Los nazis ganaron la Segunda Guerra Mundial (y a día de hoy, casi que las elecciones europeas de este año, pero ese es otro tema) y aquellas batallas no eran más que el principio, porque este juego nos lleva a los años 60, a integrar las filas de la resistencia, tratando de derrocar un reich mundial.

Wolfestein: The New Order es un juego de mucha calidad. Tiene algún bug aquí y allá, pero tiene una jugabilidad endiablada, es rejugable (no sólo tenemos dos historias que dependen de cierta decisión crítica a vida o muerte en un momento dado, es que los mapas de cada nivel ocultan muchos, muchos secretos) y es tremendamente divertido. ¿Qué es más divertido que matar nazis con un buen fusco? Pues matar nazis acorazados con DOS buenos fuscos. Fuscos láser, ya puestos… Le mecánica de avanzar y disparar, aunque algo “pasillera” y encajonada, es impecablemente divertida. Limitada, pero con un toque arcade y con el nivel de dificultad justa (y ajustable en cada momento) para poder disfrutar de la acción.

Personalmente yo he disfrutado la acción como el enano de juego de tronos su vino y sus prostitutas, pero lo que de verdad me ha vuelto loco es la historia. No sólo ese hipotético escenario en el que Partido Nazi gobierna el mundo con su puño de hierro, si no los conocimientos científicos, arcanos y perdidos, que lo han hecho posible y que gustarán a todos aquellos fans de las teoría de los “astronautas ancestrales” o una perdida “Edad de Oro pre-adánica”. Podría decirse que éste es el shooter preferido de Giorgio Tsoukalos. ¡Si incluso el juego te lleva a una base lunar de los nazis!

Éste un juego con un marcado tono Bethesda que me encanta. En ocasiones parecerá que estás en un vault, y no en la base de la resistencia, por el tono, el diseño de personajes y los detalles (¡atentos a esos discos clásicos alternativos!) que terminan de dar una gran personalidad al juego. ¿Has escuchado la canción que acomapña el traíler de ahí arriba?. Los secundarios, se hacen querer. Incluso los soldados alemanes, con sus uniformes repetidos aquí y allá consiguen en algunos momentos tener cierto carisma. Lástima que el protagonista, William Joseph “B.J.” Blazkowicz, a pesar de ser ya todo un veterano, tenga el carisma de una cuchara.
Wolfestein: The New Order es un juego de tiros, para la gente a la que le gustan los juegos de pegar tiros, y que disfruta haciéndolo sabiéndose protagonista de una buena historia, y no sólo pensando en los rankings del multijugador. La pieza que faltaba en tu estantería justo entre El Hombre en el Castillo e Iron Sky.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

4 comentarios en WOLFESTEIN: The New Order

  1. A mi me encantan las ucronias, sobretodo las nazis, y este juego le tengo unas ganas que no veas dese hace tiempo, ahora mucho mas porque la gente lo juega y le encanta. Una pena que servidor no tenga un PC potente ahora mismo ni ninguna consola de nueva generacion (en PS3 jugar a este juego es sacrilegio, hay que jugar con los gráficos a full), pero lo bueno de la espera es que tiene recompensa.

    PD: Amigo Chema, no estaría mal el regreso de los añorados videoblogs de Bazinga!, y volver con una critica de este juego seria una delicia o como diría un nazi “der Hochgenuss” (si el traductor no miente…).

  2. Se me olvidaba, ademas de esos dos ejemplos de ucronias nazis que has puesto Chema, la novela de Dick y la “pelicula” de Iron Sky. Recomiendo Patria de Robert Harris (con el 75 cumpleaños de Hitler y un asesinato como telón de fondo), donde se nos muestra la Berlin soñada por Hitler igual que en este juego y El Reich Africano de Guy Saville, donde África esta partida entre nazis y británicos y Madagascar es un Guetto judío, escalofriante.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*