¿Y tú que has hecho este verano? – Videojuegos

Son meses de descanso para los jugones, con pocas pero muy interesantes novedades.
Por Chema Mansilla

juegos-verano

El verano. Ese momento perfecto del año donde sentarse a en el salón hecho un ovillo cual Gollum pegado a la pantalla. No es que sea la opción más fresquina. En realidad es bastante parecido a hacer la mili en un submarino ruso. Pero no tienes que compartir la litera con nadie… Y ha sido un buen verano para meterle duro a la consola. Por un lado hay que recuperar el tiempo perdido y darle caña a todas esas misiones secundarias que se quedaron colgadas en The witcher 3 y Batman Arkham Knight. Por el otro también hemos tenido algunas novedades interesantes, las dos más destacadas han llegado en estos últimos días de agosto. dos títulos exclusivos, uno para Xbox One y otro para Ps4.

Para la One nos dejamos llevar por la nostalgia y poseídos por el espíritu del Chanquete más combativo no hemos parado de jugar al Gears of War Ultimate Edition. Que sí, que es el mismo juego de hace casi 10 años de 360, pero es que parece un juego completamente nuevo. Tanto que mi versión de 360 ha desaparecido misteriosamente de la estantería dejando tras de sí una nota de suicidio. No le echaré de menos, porque la versión de One tiene todo lo que mola de la primera edición pero con gráficos potentones de los de ahora. Y aunque al sprintar los personajes siguen teniendo la maniobrabilidad de una locomotora sin frenos, algunas mecánicas han mejorado bastantes. ni que decir tiene que el modo multijugador ha sido el más potenciado, para aquellos que prefieren pasarse las noches de verano fresquitos en casa en lugar de gastando dinero en las terrazas de los bares y metiendo ruido por la calle a altas horas de la noche con el tubo de escape recortado de la moto.

Si eres tan joven como para no haber podido jugar al primer Gears of War, es el momento de que esa pelusilla supralabial se convierta en un bigote de HOMBRE y te pongas a probar en tus imberbes carnes las razones por las que esta saga se ha constituido como uno de los capítulos indispensables de la historia reciente del videojuego.

Para la PS4 tenemos un juego de casquería susto, y si juegas bien tus cartas, alguna que otra tetilla. Se trata de Until Dawn, un juego que te convierte en protagonista de tu propia peli de terror, con niñatos inaguantables, psicópatas, tortura mental y física, maldición india y hospital abandonado. Técnicamente el juego es una preciosidad y cuenta con un reparto muy cuidado, con caras jóvenes conocidas de distintas series como Agentes de S.H.I.E.L.D., Mr. Robot y Héroes, además de la participación de nuestro querido y admirado Peter Stormare.

El juego no es que sea una locura frenética de machacar botones. De hecho casi todo el tiempo vas sobre raíles, con bastantes “quick-events” y explorando los escenarios del punto “a” al “b” lo justo para encontrar alguna que otra pista. Pero la gracia del juego es que te hace tomar todo tipo de decisiones, la mayoría moralmente discutibles, a lo largo de la trama, y todas esas decisiones afectarán al desarrollo y final de la historia. El “Efecto Mariposa” es una imagen recurrente no sólo en la trama del juego si no también en su mecánica.

A pesar de ello el juego funciona y te mete en la historia y seguramente más de uno se pique y vuelva a jugarlo tratando de que la historia tire hacia otro lado. Un experimento interesante y que técnica y estéticamente tiene algunos de los mejores momentos que hemos visto este año.

El verano ha sido largo y ha dado para rejugar el Hunted: The Demon’s Forge (¿por qué no?) y alguna que otra partida al estupenda y maravillosamente divertido Bro-Force. No hay que oxidarse, que en nada tenemos lanzamiento de esos chulos como el nuevo Mad Max y títulos legendarios como Metal Gear al la vuelta de la esquina. Lo mejor para la vuelta al cole.

 Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*