Yo confieso: Los nuevos capítulos de Los Simpson molan

Yo confieso: Los nuevos capítulos de Los Simpson molan

Los Simpson siguen molando, solo que no tan a lo bestia como solían.

Por Javi Jiménez

Si hay alguna serie que se pueda haber logrado el estatus de estrella de la cultura popular, por tanto tiempo y con un legado que durará más de lo que nos atrevemos a imaginar esa es Los Simpson. Quizás el efecto sea mayor en España que, desde que prácticamente tengo uso de razón, viene retransmitiéndose en esa franja dorada (o quizás deberíamos decir amarilla) de las 14:00 a las 15:00 en la infame Antena 3 (apenas recuerdo verlos en la franja de las 9 de la noche que seguro los más veteranos recuerdan qué empezó a emitirse en la cadena en 1994).  Al menos en mi casa, y me consta que en alguna otra, han conseguido el monopolio de la hora de comer solamente siendo desbancada por nada menos que otro titán para los jóvenes nacidos a principios de los 90: Digimon, pero esa es otra historia.

simpsons

Lo Simpson nos han enseñado tanto que su efecto en nuestra sociedad es digno de estudio(ya hay más de uno al respecto, como Los Simpson y la Filosofía), desde los efectos en el léxico:  incorporar frases o expresiones a nuestro vocabulario, darnos a conocer el imaginario estadounidense e incluso condicionando nuestro entendimiento del humor. Hemos llegado a memorizar diálogos, referencias y situaciones que pueden emplearse en el día a día como herramienta incluso didáctica. Haber visto los Simpsons ha llegado a afectar el contexto de nuestra comunicación, sobre todo de aquellos nacidos en los 90 y esto pocas series lo han conseguido.

Pero sobre todo, nos hemos reído y nos reímos con estos 26 años de episodios repetidos una y otra, y otra y otra (y otra, y dos veces más) vez llegando incluso a generar una popular leyenda urbana que decía que los programadores de los capítulos de Antena 3 jugaban a cuántas veces podían repetir un mismo capítulo sin que les despidiesen.

Por todo ello quizás los nuevos capítulos no han acabado de cuajar. Quizás estamos tan acostumbrado a la genialidad de esas temporadas intermedias con capítulos tan legendarios como el del Monorail(Marge Vs. The Monorail), el cameo de Expediente X (The Springfield Files), Hullabalooza(Hommerpalooza), Detrás de las Risas(Behind the Laughter)… que para nosotros forman parte de la actualidad y la verdadera esencia de Los Simpson. Lo más probable es que hayas visto al menos uno de estos episodios en los últimos 3 meses por lo que la perspectiva de paso del tiempo con los nuevos está completamente distorsionada. Incluso, a fuerza de repetición algunos capítulos nos parecen mucho más graciosos de lo que verdaderamente nos parecieron. Así que la preguntas es:  ¿de verdad se merece este linchamiento los nuevos Simpson?.

Hubo un momento de deriva en la serie muy claro, en el cuál se comenzaron a atacar a temas muy concretos de la actualidad y en los que los personajes de la serie acabaron por salirse de sus renglones. Creo que todos somos conscientes de que no es posible hacer tal cantidad de episodios sin darle una vuelta a algo. La cantidad de empleos de Homer nos pueden hacer a una idea de la infinidad de tramas que se han sucedido en la serie, de ahí el dicho popular “todo acontecimiento de la realidad tiene relación con un capítulo de Los Simpsons”.

Del descenso en la calidad de los episodios se ha hablado en la crítica desde el año 2000 cuando las situaciones pasaron de la cotidianidad a la exageración sin frenos. Agoreros siempre ha habido y quizás estas críticas son las que menos me han afectado, seguramente por ser hijo de mi tiempo y debido a ciertas series que aquí llegaron a la par de esos episodios.

Sin duda artífices de este cambio han sido las hijas de Los Simpson, de la que ya lo fuera de Los Picapiedra : Padre de Familia, Futurama, American Dad, Bob’s Burgers, El Show de Cleveland, Man of The Hill… Y una largo etcétera que bebieron del éxito de Los Simpson para crear sus propias leyendas. Ningún hombre es una isla y la retroalimentación no tardó en llegar, hasta tal punto que hemos podido ver algunos crossovers entre estas series.

peroquerayoseseso-krusty
Los fans viendo los nuevos capítulos: ” Pero qué diantres es eso”

Inevitablemente, había llegado el momento de cambiar aunque aquello no saliera del todo bien como todo sabemos. Episodios olvidables, personajes icónicos denostados, pocas risas, poca mala leche… Obviamente gran parte de los fans de toda la vida se bajaron del barco y pusimos a parir a aquella cosa que ya no eran nuestros Simpson. A todos vosotros os digo ¡volved!

Quizás Los Simpson ya no vuelvan a ser lo que eran, se han convertido en otra cosa y puede que esto no sea malo. Sí hubo unas cuántas temporadas que se lanzaron al vacío con resultados completamente olvidables y sin embargo, las últimas dos temporadas de la serie han dado para unos momentos auténticamente decentes (cuando no simplemente buenos) de la serie. Si eres capaz de apartar la nostalgia y enfrentarte con Los Simpson actuales podrás disfrutar casi como antaño. Al final han conseguido equilibrar el espíritu clásico de la serie (tirando de nostalgia a veces y avanzando en el futuro incluso de los personajes) con el nuevo estilo de la serie y nuevos temas. La familia deja de ser el centro de todo para verse envuelta en el contexto del mundo, ya no solamente es Sprinfield, es una realidad al completo, construida por más de 20 años de capítulos que interactúa de tú a tú con la nuestra.

El pescado ya está todo vendido y es momento de explorar lo poco quedaba todavía inexplorado. Desde la actualidad más apremiante a el futuro de los personajes. Además de que para estas temporadas han rentabilizado el gag del sofá para que grandes artistas de multitud de disciplinas (Guillermo del toro, el equipo de Rick & Morty, Banksy, el equpo de Robot Chicken, Sylvain Chomet…  ) sume su granito de arena a esta serie, en muchas ocasiones con una animación altamente experimental e imaginativa que hace que solo por esos 30 segundos valga la pena. E incluso con homenajes visuales dentro de la propia serie, aprovechando las técnicas actuales de animación, tenemos por ejemplo un gran guiño a Ghibili. Notándose en muchos capítulos las ganas de aprovechar al máximo la animación.

No os lo penséis mucho más y uniros a la gran despedida de Los Simpson y lloremos (y ríamos) , juntos su adiós. Creo que no será olvidada con facilidad; que los prejuicios no nos impidan disfrutar de sus últimos coleteos. ¿Estás conmigo?

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 177 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*