Yo confieso: me gusta Ancient Aliens

¿Estamos solos en el universo? ¿Hay muestras en la Tierra de que no? ¿Nos visitaron los aliens? ¿Siguen aquí?

Por Patri Tezanos.

tumblr_mefgac6XpQ1rle4mno1_500

Si has navegado lo suficiente por Internet, seguro que conoces «el meme ese del tío del pelo raro». Lo que a lo mejor ya no sabes es que ese hombre del pelo raro se llama Giorgio Tsoukalos, nació en Suiza, de ascendencia griega, que es el Tony Stark de los iwanttobelievers (que no beliebers), que vive como una mezcla de Indiana Jones, Rick O’Conell y Fox Mulder (¡qué envidia!), que es editor de la revista Legendary Times (una especie de Año Cero americana) y que es co-productor de una serie de documentales.

¿Y qué serie de documentales puede co-producir un personaje como tal? Pues una serie de documentales llamada Ancient Aliens.

Y sí, a mí me gusta. Te diré por qué.

Ancient Aliens se posiciona como un laaaaaargo postulado (ahora va a alcanzar las cinco temporadas) de una de las teorías sobre la existencia alienígena llamada precisamente Teoría de los Aliens Antiguos (también la llaman a veces Teoría de los Antiguos Astronautas). Esta teoría defiende que extraterrestres de origen más o menos acordado (del siempre misterioso Cinturón de Orión) visitaron la Tierra en el pasado y empezaron a revolucionar al ser humano tanto o más que la adolescencia y sus hormonas: los aliens nos crearon mezclando su ADN con el de los monos, nos ayudaron a levantar pirámides, dejaron pistas de aterrizaje y dibujos en el desierto de Nazca, nos enseñaron algunos de sus prodigios, guerrearon en nuestros cielos y luego se fueron por donde vinieron, dejando escasas pistas (o muchas más de las que cabría esperar para el escepticismo que exhibe la mayoría de los habitantes de este mundo ) y al ser humano más solo que la una, desorientado, solo y tratando de describir las visitas de aquellos seres por toda pared, montón de barro o papiro que pillase.

Esta serie de documentales trata de reunir todas esas pruebas que dejaron los aliens de la antigüedad para dar respuestas a las hipótesis de la teoría aportando los descubrimientos e ideas de un montón de ufólogos, antropólogos, arqueólogos, arquitectos, teólogos, periodistas y otros personajes.

¿Qué son las pirámides en realidad? ¿Por qué tantas culturas de tan diferentes puntos del planeta construyeron tales moles tetraédricas si se supone que nunca tuvieron contacto las unas con las otras? ¿Por qué las pirámides mayas y egipcias están en la misma posición y tienen aberturas hacia el Cinturón de Orión? ¿Por qué los seres que bajan del cielo son una constante en la mitología y religión de tantas y tantas culturas desarrolladas y no tan desarrolladas? ¿Qué es esa caja con engranajes que se encontró en el fondo del océano y no se sabe de dónde viene? ¿Y esas piedras antiquísimas talladas con una precisión que no consiguen las máquinas de hoy y que se tiene que creer que las hicieron los antiguos valiéndose sólo de piedras?

Misterios. Miles de misterios que Ancient Aliens trata de unificar y dar respuesta.

alienigenas-ancestrales

¿Por qué me gusta Ancient Aliens?

Existen dos formas de disfrutar de esta serie: desde una completa incredulidad y atendiendo sólo a las indescriptibles formas que va adquiriendo el pelo de Giorgio Tsoukalos según avanzan los capítulos, o con la compuerta de la razón a medio abrir y dejándote sorprender por los datos que todos estos investigadores te dan.

Yo he elegido disfrutar de Ancient Aliens de la segunda manera, y cómo la estoy disfrutando.  No es que crea especialmente en la Teoría de los Aliens Antiguos. Algunos argumentos que tratan de sostenerla son verdaderos pufos. Creo en explicaciones más plausibles aunque crea en los extraterrestres. Pero me encanta conocer otras formas de observar las cosas.

Algunos pensarán que este tipo de teorías no son más que las ganas de rizar el rizo, de marear la perdiz, de buscarle tres pies al gato, y que los que rizamos el rizo, mareamos la pediz y buscamos tres pies al gato no hacemos más que tratar de dar una trascendencia al ser humano que no tiene. Pero opino que disponemos de las mismas pruebas sobre la veracidad de los hechos de nuestro libro Historia Universal de 3º de la ESO que de los hechos que expone Ancient Aliens: ninguna (nadie estuvo allí y sólo podemos confiar en lo que los antiguos documentaron y en las huellas que dejaron). Así que la búsqueda de respuestas no puede ceñirse a ningún camino en particular, porque ni Ancient Aliens ni la Historia Universal son conocimientos científicos, es decir, siempre podrán ser refutados en la medida en que adquiramos pruebas de la veracidad o falsedad de un hecho.

Lo que quiero decir es que, en resumen, el ser humano, en cuestiones históricas, está limitado a «creer» y «opinar» (hasta que se inventen los viajes en el tiempo y se pueda «tener certeza»). Así que, puestos a creer y a opinar, hay lugar para estas creencias y opiniones en la línea de Ancient Aliens (y para cualquier otra, claro). Dios, la vida en el más allá, el alma, la Historia, Buda, el Bien, nada, alienígenas… Creer en algo es inevitable (pobre del que piense que esté libre de creencias).

Yo veo Ancient Aliens para formarme opinión acerca de la Historia, y es infinitamente divertido.

Y si luego resulta que alguien alcanza visión holística de las cosas y señala que Ancient Aliens es mentira, pues me he metido entre pecho y espalda una serie de ficción que ya le gustaría ser a alguna de esas que campan por televisión.

Acaba de empezar la quinta temporada: la estrenaron la controvertida fecha del 21 de Diciembre de 2012. Es momento de engancharse. Yo acabo de llegar a la segunda temporada y ya soy fan hasta las trancas.

Sigue a Patri Tezanos en Twitter: @PatriTezanos

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. EN BUSCA DE LA EDAD DE ORO: urgando en las mondas de la historia | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*