Zilia Quebrantahuesos y las cosas que van a ser.

Aventuras de dragones, duendes y espadas en el Pirineo aragonés y una autora que puede llegar todo lo lejos que se proponga.

Por Javier Marquina.

A veces es inevitable caer en el tópico y decir justo lo que se espera de ti que digas. No hay más remedio. Haces lo lógico; lo normal. No te queda otra salida. Por mucho que intentas pensar en cómo hacer las cosas de una manera diferente o inusual, la realidad aplastante conduce tus pasos a lo inevitable, con esa inexorabilidad que la certeza le confiere a las cosas.

En el caso de Laura Rubio y su obra Zilia Quebrantahuesos, uno sólo puede hablar de potencialidad, de futuro y de esperanza. Y ésa es la evidencia tópica que cualquiera que haga una reseña de este cómic debería incluir en su texto. Muchos dirán que Laura no es futuro sino presente consolidado, pero llevo demasiados tebeos y autores a la espalda como para no saber que  el artista evoluciona y muta, y que si es capaz de encontrar el sendero de su talento y lo encamina con acierto, sus primeras obras no son sino un simple esbozo de todo lo que puede llegar a crear. Y en este caso, lo que Laura puede llegar a crear es increíble.

Zilia Quebrantahuesos me gusta por lo que promete, por la dirección en la que apunta, por la puerta que abre hacia un futuro brillante. Me gusta también por sus fallos, por sus defectos, por sus errores; porque son de esos que sirven como piedra de toque para guiar un camino, una carrera. Me gusta por lo que da y por lo que dará. Porque nos descubre un talento espectacular. Porque merece la pena. El dibujo. La composición. La planificación de cada página. La narración. Los tiempos de la acción medidos a la perfección La espectacular paleta de colores de alguna de sus hojas. Hay en todos estos elementos algo innato y natural, un talento con el que se nace y que no se puede aprender. Un don que se puede educar y encauzar, que sólo puede ir hacia adelante, algo que los que nacemos sin él, envidiamos con ojos llorosos.

Zilia Quebrantahuesos también tiene defectos. Y fallos. Podría decir que ese mismo color que te alucina en alguna de las páginas, en otras emborrona el dibujo y confunde al lector al difuminar la escena. Podría decir que la historia es más un prólogo de una epopeya que un cómic completo. Que el cuerpo te pide más al acabarlo y que te deja con las ganas. Que sabe a poco y quieres más. Podría decir que no soy partidario de esos rostros heredados del shojo o del shonen y de ese aroma a manga occidentalizado, pero esto ya es una cuestión personal que habla más de mi gusto por los rasgos y trazos propios del cómic americano y europeo que de una crítica objetiva. Podría decir todo esto, pero la verdad es que son meros flecos que cuelgan sin enturbiar la belleza general del tejido, como sombras de diminutos guijarros en una pradera de luz.

Hay en Zilia mucho más que menos. En su historia que crea una mitología altoaragonesa con infinitas posibilidades. En las puertas que abre hacia el futuro personal de su creadora, cual Ministerio del Tiempo coherente. En los posibles. En la entelequia en su sentido aristotélico, como trabajo que realiza y completa, como fin último que define el objeto.

Zilia Quebrantahuesos es uno de esos primeros cómics que muchos no conseguirán hacer ni en sus últimos años de carrera, mucho más sólido y maduro que cientos de publicaciones de otros autores con más nombre y mucho menos talento. Pero, sobre todo, Zilia es un mañana de enormes posibilidades.

*No quiero acabar sin agradecer, una vez más, la enorme labor que Daniel Viñuales, cabeza visible y editor de GP Ediciones, está haciendo por el cómic aragonés. Por mi parte siempre me tendrá dispuesto a poner mi humilde y pequeño grano de arena, con la esperanza de que consiga grandes cosas para este arte que tanto amo.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Marquina 210 Articles
Nací, crecí, vomité ácido blanco y lechoso sobre un donut y me lo comí.

4 comentarios en Zilia Quebrantahuesos y las cosas que van a ser.

  1. Gracias por la reseña Javier, voy a buscar ese comic y adquirirlo. Porque si de algo me fio es de tu buen gusto en los comics, y cada comic que has reseñado y he podido leer solo puedo decir que comparto al 1000% tu opinión.

    Seguro que Laura Rubio nos deparará maravillosos comics en el futuro y no dejará de evolucionar como artista!! De nuevo gracias por descubrirme nuevos comics y autores que de otra forma no descubriria!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*